sábado, 23 de julio de 2016

Los elefantes y el fútbol

Aunque por su gruesa figura resulta difícil imaginarlos gambeteando, los elefantes fueron elegidos como símbolo de gran cantidad de clubes de fútbol alrededor de todo el planeta.
Aquí recopilo algunos de los equipos que llevan a un paquidermo en su insignia: tres federaciones nacionales exhiben al más grande de los mamíferos terrestres, desde el África hasta el sudeste asiático, sus hábitats naturales, hasta inimaginables logos con elefantes en Europa y Sudamérica.

Por PABLO ARO GERALDES
Tailandia - Costa de Marfil - Guinea
Tailandia: en 1916 se fundó The Football Association of Thailand y desde 1925 forma parte de la FIFA. Lleva el logo con el elefante en la camiseta de la selección nacional.

Costa de Marfil: la Fédération Ivoirienne de Football se creó en 1960 y cuatro años más tarde se incorporó a la FIFA. El elefante está presente en el escudo del organismo y también en la casaca.

Guinea: la Fédération Guinéenne de Football también vio la luz en 1960. En 1962 se sumó a la familia de la FIFA. Alterna dos emblemas: uno con el mapa del país y con el elefante.


Suphanburi - Chiangrai - Navy
Phitsanulok - Surin City - Chang - Nan - Nakhon Phanom
Trat - Prachuap Khiri Khan - Pakchongc United - Chiangmai - Pluakdang Rayong United
En Tailandia abundan las referencias a los elefantes en la Thai Premier League y en varios clubes de las diferentes categorías de su fútbol. Entre los primeros figuran el Suphanburi FC, el Chiangrai United y el histórico equipo de la Royal Thai Navy. De la League Division 1 (la segunda categoría del fútbol tailandés), y otras del ascenso, aparecen escuadras como Phitsanulok FC, Surin City FC y Prachuap Khiri Khan FC. En 2010 el Bangkok Metropolitan Administration FC cambió su denominación por Chang Chiangmai RBAC y adoptó a un elefante rosa como símbolo. El Chiangmai FC cambió hace unos años a su elefante por un tigre.

Polivalentes - Rangers - Mwana Africa - Bulawayo City
Al sur del Ecuador también reinan los elefantes africanos. En el campeonato de Luanda, capital de Angola, participa el Polivalentes FC, de Palanca; en Botswana, el FC Rangers incluyó a un elefante de aspecto feroz en uno de los proyectos para nuevo escudo. Y en Zimbabwe, también aparece la imagen en los los del Mwana Africa y del Bulawayo City FC.

Cilu - Tembo - Tusker - Hoima
El África ecuatorial es el territorio del elefante por excelencia. Así lo reconocieron los clubes Cilu, de Lukala, en la República Democrática del Congo, participa en la Linafoot, la máxima división del fútbol de la ex Zaire; Tembo, de la isla de Zanzíbar; Tusker FC, de Nairobi, ocho veces campeón de Kenya, y Uganda tiene a un enorme elefante africano en su FUFA Super League: el del Hoima FC, del distrito del mismo nombre.

Al Khartum SC - Jazeerat Al Feel - Tempête Mocaf
Al sur del Sahara el elefante reina en las sabanas: en Sudán, al borde del Nilo, se encuentran escudos con el gran paquidermo: Al Khartoum SC, de la capital, y Jazeerat Al Feel SC, de Wad Madani, lo recuerdan. En la República Centroafricana el principal equipo es el Tempête Mocaf, último campeón y el que encabeza el historial, con diez títulos.

Wikki Tourist - Enyimba FC - SL Armed Forces - Sierra Leone Police 
En Nigeria honran a los elefantes los clubes Wikki Tourists, de la ciudad de Bauchi, que milita en la Globacom Premier League, y Enyimba FC, de Aba, que ganó cinco campeonatos nacionales y dos Ligas de Campeones de la CAF. En Sierra Leona, el equipo de las Sierra Leone Armed Forces también lleva en su pecho bordado al más grande mamífero, mientras que el Sierra Leone Police, el equipo de la Policía, basado en Freetown juega en la Division One, el segundo nivel del fútbol de esa nación.

Kerala Blasters - Thrissur District Police - FC Kochi
Hábitat natural del elefante asiático, el estado de Kerala, en la India, no podía ser ajena a esta invocación: el Kerala Blasters, fundado en 2014, juega en la Indian Super League; está el Thrissur District Police y también el FC Kochi, de Kochi, el primer club profesional del país, que se disolvió en 2004.

Lanexang United FC - Young Elephant FC  - Vientiane FC
En la antigüedad, Laos era conocida como la “tierra del millón de elefantes". Hoy, en medio de la acelerada occidentalización del sudeste asiático, el país sigue teniendo a los enorme paquidermos como símbolo y así lo recogen varios de sus clubes de fútbol, como el Lanexang United y el Young Elephant, ambos de la Lao Premier League, o el Vientiane FC, campeón en 2005 y 2006.

TriAsia Phnom Penh FC - Sri Lanka Police - Shanghai Yuyuan
La bastedad del continente más extenso del mundo hace que se encuentre al gran elefante en los símbolos de equipos como el TriAsia Phnom Penh FC, ahora llamado Cambodian Tiger (cambió de animal), el Sri Lanka Police o el Shanghai Yeyuan chino.

Lampung FC - Pahang FC - Furukawa FC
Y siguiendo por la extensa geografía asiática, hay muchos más escudos con el animal terrestre más pesado del mundo, como los de Lampung FC, en Indonesia, Pahang FC, en Malasia, y el Furukawa FC, en Japón.

Linense - Alianza FC - Defensores de Belgrano
Tierras ajenas a los elefantes las americanas. Sin embargo, este animal está representado de norte a sur, como en el logo del modesto equipo brasileño Linense (de Lins, en el estado de Sao Paulo); de una versión del escudo de Alianza, uno de los grandes de El Salvador conocido, precisamente, como "el elefante blanco"; y el Defensores de Belgrano de la ciudad bonaerense de Ramallo, el equipo granate que disputa el Torneo Argentino A, el tercer escalón del fútbol argentino.
Catania Calcio - Catania Nuova - Virtus Catania
Atletico Catania - Savignanese Calcio
La Fuente del Elefante se erige como eje central de la Plaza de la Catedral de Catania y es el símbolo de esta ciudad italiana. El elefante, llamado por los cataneses u liotru, está esculpido en roca lávica y probablemente de manufactura bizantina. Representa la derrota de los cartagineses llegados para conquistar la isla a lomo de enormes elefantes. En esta fontana se inspiraron tres clubes de la ciudad: el Catania Calcio, que juega en la Serie A; el Catania Nuova, cuya principal actividad está en la escuela de fútbol y el sector de los juveniles, y el Atlético Catania, de la sexta división.
En 1944 el Catania desapareció por la guerra y fue fundado por la segunda vez como Catanese, que se unió con la Virtus en el Calcio Catania, en 1946. Igualmente, el Virtus Catania sigue participando con ese nombre en el básquetbol.
Además, en la localidad de Savignano sul Rubicone, en la Emilia-Romagna, está activo el Savignanese Calcio, que se identifica con el imponente perfil de un mamut, enorme antepasado del elefante.

Termalica Bruk-Bet KS  - MMKS Concordia - Dumbarton FC - Dumbarton Academy
¿Elefantes en Polonia? Sí, allí están en los escudos del Termalica Bruk-Bet KS (ex LKS Bruk-Bet) de Nieciecza, que compite en la II Liga (la tercera división), y el MMKS Concordia de Elblag, que juega en la III Liga.
En Escocia la gruesa figura del mamífero ornamenta las insignias de dos clubes de la ciudad de Dumbarton, que tiene un elefante en su escudo comunal. ¿A qué se debe? Representa la Dumbarton Rock, una formación volcánica que asemeja un elefante. Uno es el Dumbarton FC, que vivió su período de grandeza en el siglo XIX y no juega en la máxima categoría desde 1985. El otro es el Dumbarton Academy Former Pupils Amateur FC, sin actividad profesional.

Chambery Foot 73 - Dauphinoise - Clwb Pel Droed Pwllheli - Slovan Beckov
Francia tiene a dos elefantes en sus divisiones de honor, algo así como "el ascenso" galo: el Chambery Foot 73, de la ciudad saboya de Chambery, y el Dauphinoise, próximo a Grenoble.
En Gales se destaca, con su nombre celta, el Clwb Pel Droed Pwllheli, que tiene 138 años de existencia. Y en Eslovaquia la figura de un elefante en el logo del TJ Slovan Beckov no sorprende: está tomado del blasón municipal, herencia de las invasiones mongolas de 1241.

CF Aranguren - Cashmere Wanderers AFC - FK Cement
Por último, un surtido de elefantes de diferentes geografías: vascos, neocelandeses y eslavos. El CF Aranguren, del pueblo de Aranguren, en Vizcaya, juega en categorías regionales y viste los mismos colores que el gigante de la zona: el Athletic Bilbao.
En Christchurch, Nueva Zelanda, está el Cashmere Wanderers. Fundado en 1951 como Atlantis AFC, en 1961 cambió su nombre por Christchurch Wanderers AFC y, finalmente, en 1967 tomó su denominación actual.
Y en Beocin, Serbia, se encuentra el FK Cement, que compite en la Vojvodanska Liga, en el cuarto escalón del fútbol serbio.

miércoles, 20 de julio de 2016

ISIS: Jihad vs. fútbol

Esta nota repasa la convulsionada relación amor-odio que se vive en el seno del Estado Islámico respecto al fútbol.


Artículo publicado por James M. Dorsey (*) en la web The Turbulent World of Middle East Soccer
Traducción: Pablo Aro Geraldes

Si el Estado Islámico (ISIS) tenía planes serios de atacar la Euro 2016, nunca se materializaron. Sin embargo, transcripciones filtradas del interrogatorio a uno de los atacantes al aeropuerto de Bruselas en marzo dejan una pequeña duda sobre si el fútbol en un lugar destacado en la lista de objetivos del grupo. Lo mismo ocurre con la decapitación cuatro jugadores sirios en Raqqa. Lo que se desprende del análisis de las políticas del ISIS es una relación de amor-odio con la expresión de la cultura popular más extendida del mundo.

Mohammed Abrini
Mohammed Abrini, un belga descendiente de marroquíes, ganó notoriedad como "el hombre del sombrero blanco", después de que se lo viera alejarse rápidamente, aparente para no suicidarse, junto a sus dos compañeros en el ataque suicida del marzo de 22 en el aeropuerto de Bruselas, en el que murieron 34 personas.

En su declaración, tras su detención tras dos semanas de persecución, Abrini admitió -según una transcripción filtrada de su interrogatorio- que en una visita a Gran Bretaña había tomado fotografías del estadio Old Trafford, del Manchester United.

Los primeros informes indican que las autoridades también habían encontrado en el celular de Abrini varias fotos del estadio del Aston Villa, en Birmingham, junto a imágenes de centro comercial Bullring y de la recientemente renovada estación de trenes de Birmingham New Street.

A pesar de ser parte de una célula de ISIS a la que se cree responsable de la amenaza al Stade de France, en París en noviembre de 2015, en medio de una ola de ataques que dejaron al menos 130 muertos, en su interrogatorio Abrini insistió con que esas imágenes no pertenecen a una "misión de reconocimiento". También le dijo a la policía belga que su célula había originalmente planeado atacar durante la Eurocopa pero había optado por el aeropuerto de Bruselas, ya que temía que las autoridades la cercaran como consecuencia de los ataques de París.

Con poco que se sabe públicamente sobre la vida de Abrini, no está claro hasta qué punto él era un apasionado por el fútbol. Sin embargo, su aparente interés refleja un patrón que se repite entre los líderes militantes islamistas y jihadistas, incluyendo la auto-declarado miembro de ISIS califa Bin Ibrahim Awad Alqarshi más conocido como Abu Bakr al-Baghdadi, y otros tantos. A menudo son fervientes hinchas e incluso exjugadores que, sin embargo, no eluden marcar como objetivos a partidos de torneos locales en una geografía que se extiende desde Irak a Nigeria, así como los grandes blancos como la Eurocopa o el Mundial, cuyas emisiones en directo prometen una audiencia en todo el planeta.


Un relevamiento online llevada a cabo en 2014 por Vocativ sobre páginas de Facebook jihadistas y de militancia islamista mostró que sus dueños a menudo eran aficionados al fútbol. De hecho, en ninguna parte se hace más evidente la complicada relación de amor-odio de los yihadistas con el fútbol que en las políticas contradictorias del ISIS. La organización es conocida por apuntar a los hinchas, incluyendo la ejecución de 13 adolescentes porque miraban por TV el partido Irak-Jordania por la Copa de Asia 2015.

Los cuatro jugadores de
Al Shabab decapitados
Multitudes en Raqqa, la capital siria del ISIS, de se vieron obligadas a presenciar la ejecución pública de cuatro futbolistas del disuelto equipo Al Shabab SC (Osama Abu Kuwait, Ihsan Al Shuwaikh, Nehad Al Hussein y Ahmed Ahawakh) acusados de haber sido espías de las Unidades de Protección Popular (YPG), la milicia kurda de Siria que está en el frente de confrontación con ISIS en suelo sirio.

En ambos casos, el de los adolescentes y el de los futbolistas, no queda claro si el fútbol era el único o principal motivo de sus ejecuciones. Lo que sí esta claro es que, si bien ISIS condena ideológicamente al deporte como un infiel invento ideado para distraer a los fieles de sus obligaciones religiosas, aún no han anunciado una política unificada hacia el fútbol o normas existentes para aplicar de manera uniforme en todos los territorios de Irak y Siria que se aún controla.

Además, ISIS no ha evitado el uso del fútbol y de exjugadores en sus vídeos de reclutamiento.

Múltiples estadios en ciudades y pueblos en suelo iraquí al norte de Baghdad fueron blanco de ISIS en los últimos años. Varios partidos de fútbol en Europa fueron cancelados por amenazas recibidas de ISIS luego de los ataques a París en noviembre de 2015.

ISIS nunca formalizó su prohibición del fútbol, pero el grupo se propaga en las calles de pueblos y ciudades bajo su control y en las mezquitas, así como puntos de acceso público a Internet, donde sólo se puede ingresar al contenido permitido por ellos. De hecho, el fútbol fue inicialmente tolerado por ISIS al comienzo en Raqqa. ISIS posteriormente introdujo una prohibición informal. Sin embargo, la aplicación de esta prohibición es inconsistente y contradictoria. Frecuentemente el grupo ha expropiado canchas de fútbol para diversos propósitos, como usarlos de refugios y estacionamientos. Se cree que el estadio de Al Shabab en Raqqa fue destinado para albergar a la fuerza policial del grupo.

La bandera de ISIS
Los niños han quedado aparentemente exentos de esta prohibición. Videoclips del ISIS muestran a combatientes en un plaza de la ciudad pateando una pelota con chicos. Sin embargo, el límite de edad parece ser variable. En Manbij, un pueblo cerca de Aleppo, los niños mayores de 12 años tienen prohibido jugar. En Raqqa y Deir-ez-Zor, en el este de Siria parece que el límite se estira hasta los 15 años.

A los combatientes extranjeros se los autorizó a tener decodificadores para canales de deportes y ver los partidos en la intimidad de sus hogares.

ISIS, por otra parte, aparentemente al azar, a veces le permite al público a ver los partidos internacionales y otras reprime seguir un partido en la televisión. ISIS llegó a hacer redadas en cafés que transmiten partidos sin permiso, y hasta golpeó a los clientes.

El grupo autorizó que se pueda ver el clásico Barcelona - Real Madrid una semana después de los ataques de París, pero apenas empezó el partido anuló el permiso y cerró cafeterías y locales que pasaban porque en el Santiago Bernabéu se hizo un minuto de silencio en honor de las víctimas de los ataques en la capital francesa.

"La política de ISIS hacia el fútbol es impulsada por el oportunismo y los impulsos. El grupo desprecia fundamentalmente el juego, sin embargo, no se puede negar que es popular en sus filas y en el territorio que gobierna", dijo un exresidente de Raqqa.


(*) James M. Dorsey es un alto miembro de la S. Rajaratnam School of International Studies y de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, codirector del Institute of Fan Culture of the University of Würzburg y autor del blog The Turbulent World of Middle East Soccer, que próximamente se convertirá en un libro con el mismo título.

martes, 19 de julio de 2016

La hazaña de Corea del Norte en 1966


Hace medio siglo, el 19 de julio de 1966, el estadio Ayresome Park, de Middlesbrough, era testigo de una de las hazañas más recordadas de la historia de la Copa del Mundo: la victoria de Corea del Norte 1-0 sobre Italia.

Unos 18 mil espectadores presenciaron el cierre del Grupo D y la sorpresa difícil de creer cuando a los 41 minutos Pak Doo-ik marcó el único gol del partido. El correr de los minutos concretó lo que parecía imposible: los amateurs norcoreanos dejaban afuera a Italia.

Más allá de la tremenda disparidad futbolística entre ambos países, hay elementos que le dan mayor magnitud a la hazaña: debido a su régimen socialista, el seleccionado oriental era totalmente amateur y casi no tenía experiencia internacional: ni siquiera había participado en la la Copa de Asia, creada en 1956.

Fue el propio Jefe de Estado, Kim Il-Sung, quien eligió a los 22 futbolistas que integraron el plantel que viajó a Inglaterra. La mayoría eran militares de grado.

Las expectativas de la delegación de Corea del Norte eran acordes a su potencial, así que tras la victoria que los puso en cuartos de final tuvieron que cancelar las reservas de los pasajes de regreso y cambiarlos por otros hacia Liverpool, donde cuatro días después cayeron 5-3 ante Portugal. Fue todo tan impensado que no encontraron ni hospedaje encontraron, por lo que tuvieron que aceptar el ofrecimiento de un centro religioso para alojarse.

Pak Doo-ik

Pak Doo-ik, el héroe nacional, había nacido en Pyongyang y era cabo del Ejército. Después de la victoria fue ascendido sargento. Aunque un sinnúmero de fuentes lo mencionan como odontólogo, solo se trata de una leyenda urbana que corrió en Italia, como para hacer más dura la humillación. Luego dejó las fuerzas armadas y el fútbol para dedicarse a ser instructor de gimnasia.

Durante el recorrido de la antorcha olímpica 2008 en Pyongyang, que fue el primero en llevar la antorcha olímpica. Sus días de gloria fueron recogidos en el documental The Game of Their Lives, del cineasta británico Daniel Gordon. Este es el trailer:

Las formaciones de aquella tarde memorable:

Corea del Norte: Lee Chan-myung - Ha Yung-won, Shin Yung-kyoo, Lee Dong-woon, Oh Yoon-kyung - Park Seung-zin (c), Im Seung-hwi, Han Bong-zin - Pak Doo-ik, Kim Bong-hwan, Yang Seung-kook. 

Italia: Enrico Albertosi - Spartaco Landini, Giacinto Facchetti, Aristide Guarneri, Francesco Janich - Romano Fogli, Marino Perani - Giacomo Bulgarelli (c), Sandro Mazzola, Gianni Rivera, Paolo Barison.