domingo, 13 de abril de 2014

El fútbol de Laponia

Laponia (también llamada área Sápmi) es una región geográfica de Europa del Norte. Limita por el norte con el océano Ártico, por el oeste con el mar de Noruega, y por el este, con el mar de Barents. Laponia está dividida entre los Estados de Noruega, Rusia, Suecia y Finlandia.
Los territorios lapones de los Estados antes citados son:
Noruega: condado de Finnmark (sami-parlantes), y Troms, Nordland y Nord-Trøndelag (no hablan lengua sami). Ciudad principal: Tromsø. Suecia: Norrbotten y Västerbotten. Ciudades principales: Luleå, Umeå, Östersund y Kiruna. Finlandia: provincia de Laponia finlandesa (o Österbotten). Ciudad principal: Rovaniemi. Rusia: Óblast de Múrmansk. Ciudad principal: Múrmansk.
La identidad sami fue reconocida por la creación de foros particulares de representación parlamentaria, más como órgano consultivo que legislativo en Noruega (1989), Suecia (1993) y Finlandia (1996).
El término "lapón" parece tener connotaciones despectivas para los propios samis, que así prefieren ser conocidos y consideran que son los habitantes de la "región o área Sáapmi". Sin embargo, en castellano esta palabra no conlleva ningún sentido peyorativo.
El idioma sami más hablado cuenta con unos 30.000 hablantes. El resto de los lenguajes sami tienen en general menos de 500 hablantes cada uno. Estos idiomas pertenecen a la familia lingüística ugrofinesa y comparten el mismo origen que el finés, el estonio y el húngaro. El idioma sami tiene unas 400 palabras para "reno", por ejemplo. Hay, no obstante y pese a ser una lengua muy minoritaria, una palabra del lenguaje sami se ha extendido por todo el mundo: "tundra".
La creencia religiosa sami es animista o chamanista. Todo elemento de la naturaleza, de los animales y los minerales tiene un alma. Así fue hasta el siglo XVII, cuando empezaron a intentar ser convertidos al cristianismo. Actualmente hay un cierto "renacimiento" de la cultura sami, con grupos que recuperan la música tradicional, así como grupos jóvenes que incorporan rasgos de esa música a corrientes más modernas. El festival sami más importante es el de su capital simbólica, en la ciudad noruega de Kautokeino.
El pueblo sami está reconocido como minoría en Suecia, Finlandia y Noruega.

EL FÚTBOL LAPÓN
La Asociación de Fútbol de Laponia (Sámi Spábbáčiekčanlihttu, en sami nórdico; o FA Sápmi, en inglés), controla a las selecciones másculina y femenina, y busca un estatus oficial. En 2003 ingresó al NF-Board y fue el primer campeón de la VIVA World Cup, en 2006, aplastando con un inapelable 21-1 a Mónaco, en la final. Dos años más tarde fue el anfitrión de la segunda edición, ganada por Padania. Laponia terminó en tercer lugar, igual que en 2009, en su última participación.

Selección de Laponia.
El regreso a la escena internacional será como anfitrión de en la primera ConIFA World Football Cup 2014, que se disputará entre el 1 y el 8 de junio en Östersund, en la Laponia sueca.

Fuentes: ConIFA, Wikipedia

jueves, 10 de abril de 2014

ConIFA World Cup 2014

Se sortearon los grupos de la ConIFA World Football Cup, que se disputará del 1 al 8 de junio en Östersund, en la Laponia sueca.
Es organizada por la Confederation of Independent Football Associations (ConIFA), entidad agrupa a pueblos, naciones, minorías y territorios aislados y fortalece el vínculo entre ellos, además de brindarle un marco de competición que no tienen, por no ser parte de la FIFA.
Serán 28 partidos que se disputarán en el Jämtkraft Arena, el estadio del Östersunds Fotbollsklubb (de la Superettan, la segunda división sueca), que cuenta con capacidad para 6000 espectadores.
Así quedaron conformadas las cuatro zonas:

GRUPO A
Kurdistán - Arameos - Tamil Eelam
1/6: Kurdistán - Arameos
2/6: Tamil Eelam - Arameos
3/6: Tamil Eelam - Kurdistán

GRUPO B
Laponia - Occitania - Abjasia
1/6: Abjasia - Occitania
2/6: LaponiaAbjasia
3/6: Laponia - Occitania

GRUPO C
Padania - Québec - Darfur
1/6: Padania - Darfur
2/6: Darfur - Québec
3/6: Québec - Padania

GRUPO D
Zanzíbar - Nagorno Karabaj - Ellan Vannin
1/6: Ellan Vannin - Nagorno Karabaj
2/6: Zanzíbar - Ellan Vannin
3/6: Nagorno Karabaj - Zanzíbar

Los dos primeros de cada grupo pasarán a los cuartos de final, pero el tercero sigue compitiendo en la fase de posicionamiento

CUARTOS DE FINAL
4/6: 1º Grupo C - 2º Grupo D (Q1)
4/6: 1º Grupo B - 2º Grupo C (Q2)
4/6: 1º Grupo A - 2º Grupo B (Q3)
4/6: 1º Grupo D - 2º Grupo A (Q4)

SEMIFINALES
6/6: ganador Q1 - ganador Q2
6/6: ganador Q3 - ganador Q4

TERCER PUESTO
8/6

FINAL
8/6

FASE DE POSICIONAMIENTO
5/6: 3º Grupo A - 3º Grupo B (P1)
5/6: 3º Grupo C - 3º Grupo D (P2)
5/6: perdedor Q1 - perdedor Q2 (L1)
5/6: perdedor Q3 - perdedor Q4 (L2)

7/6: perdedor P1 - perdedor P2
7/6: ganador P1 - ganador P2
7/6: perdedor L1 - perdedor L2
7/6: ganador L1 - ganador L2


Podés seguir a la ConIFA en Facebook: www.facebook.com/ConIFA
y Twitter: www.twitter.com/ConIFAOfficial

Algunos datos de los doce participantes:

sábado, 5 de abril de 2014

Las 32 concentraciones de la Copa del Mundo

El Comité Organizador Local de Brasil 2014 dio a conocer la lista de las sedes donde se hospedarán y entrenarán cada una de las 32 selecciones clasificadas a la Copa del Mundo. Los seleccionados tuvieron la oportunidad de escoger entre diferentes lugares, como sedes de clubes, estadios o complejos hoteleros.
En total, 24 equipos se ubicarán en el sudeste de Brasil, cinco al noroeste y tres en el sur, precisó la FIFA. El estado de São Paulo ha sido el más requerido, ya que albergará a 15 países, mientras que las ciudades de Río de Janeiro, Campinas, Itu y Vitória serán donde habrá más movimiento, ya que acogerán, cada una, a dos naciones.

Alemania: Santa Cruz Cabralia (Bahía)
Argelia: Sorocaba (São Paulo)
Argentina: Vespasiano (Minas Gerais)
Australia: Vitoria (Espíritu Santo)
Bélgica: Mogi das Cruzes (São Paulo)
Bosnia-Herzegovina: Guaruja (São Paulo)
Brasil: Teresopolis (Río de Janeiro)
Camerún: Vitoria (Espíritu Santo)
Chile: Belo Horizonte (Minas Gerais)
Colombia: Cotia (São Paulo)
Corea del Sur: Foz do Iguaçu (Paraná)
Costa de Marfil: Aguas de Lindoia (São Paulo)
Costa Rica: Santos (São Paulo)
Croacia: Mata de Sao Joao (Bahía)
Ecuador: Viamao (Río Grande do Sul)
España: Curitiba (Paraná)
Estados Unidos: Sao Paulo (São Paulo)
Francia: Ribeirao Preto (São Paulo)
Ghana: Maceio (Alagoas)
Grecia: Aracaju (Sergipe)
Holanda: Río de Janeiro (Río de Janeiro)
Honduras: Porto Feliz (São Paulo)
Inglaterra: Río de Janeiro (Río de Janeiro)
Italia: Mangaratiba (Río de Janeiro)
Irán: Guarulhos (São Paulo)
Japón: Itu (São Paulo)
México: Santos (São Paulo)
Nigeria: Campinas (São Paulo)
Portugal: Campinas (São Paulo)
Rusia: Itu (São Paulo)
Suiza: Porto Seguro (Bahía)
Uruguay: Sete Lagoas (Minas Gerais)

miércoles, 2 de abril de 2014

A 32 años de Malvinas, la historia de Luis Escobedo

A 32 años de la Guerra de Malvinas, el fútbol tiende un vínculo desde la historia de Luis Escobedo (en la izquierda de la foto), quien tuvo que postergar sus sueños deportivos para vestirse con uniforme militar y poner el pecho en un conflicto bélico absurdo y desigual.


Era el momento de las ilusiones. Luego de terminar el servicio militar, a los 19 años Luis Escobedo se preparaba para debutar en la Primera de Los Andes, el club de Lomas de Zamora.
Corría marzo de 1982 y la Argentina vivía un clima de caliente agitación. Escobedo terminó de jugar un partido de Reserva contra San Lorenzo y emprendió el regreso a su casa de Ingeniero Budge pero, sin que pudiera avisar a su familia, se encontró con que pasaba a otra reserva, la del Ejército: un telegrama, un regimiento, un tren con destino incierto, el uniforme otra vez, las armas obsoletas, el frío y un avión que lo depositó en la soledad helada de las Islas Malvinas.
Lo que ocurrió en el Atlántico Sur es harto conocido. “Nadie sabía adónde nos llevaban. El tema fue cuando empezaron los bombardeos y todo lo demás. Recién entonces nos dimos cuenta que estábamos en la guerra, que era cierto, y comenzamos a vivir una experiencia terrible, a convivir con el miedo, el terror y con lo que en realidad iba a suceder más adelante. Allí se terminó nuestra adolescencia”.
La crueldad de los jefes militares argentinos era tan espantosa como la amenaza del armamento británico. Frío, hambre, miedo y lágrimas. Ni una carta de la familia, ni un contacto. Los ocasionales camaradas de armas se volvieron hermanos. Estaban solos, en la infinita intemperie de viento y lluvia. Pero las ganas de vivir, de escapar de aquel infierno gélido lo mantuvo en pie. Y ahí fue protagonista el fútbol, para mantener ardiendo el fuego de la esperanza. Pero el fútbol estaba lejos, muy lejos de esa realidad de espanto y muerte.
Algún receptor que todavía tenía pilas sintonizaba Radio Colonia y de allí surgían los relatos del Mundial España '82. ¿Cómo el mundo podía seguir andando mientras la pesadilla de la guerra los cubría como una noche infinita en ese archipiélago al sur del mundo? ¿La Argentina se había olvidado de ellos? Escobedo no le guarda resentimiento a Gran Bretaña: “Yo nunca le tuve rencor a los ingleses. Estuve prisionero una semana, y los ingleses son profesionales. Ese es su trabajo, nosotros tuvimos un ideal de ir a defender nuestra tierra y ellos el suyo. Nos enfrentamos porque nos mandaron”. Pero sí tiene cuentas pendientes: “Sigo odiando a los militares”, repite hoy, antes del 30° aniversario del desembarco argentino en las islas.

“EL FÚTBOL ME SALVÓ LA VIDA
El 14 de junio de 1982 los argentinos oían el triste comunicado 163: “El Estado Mayor Conjunto comunica que el comandante de la fuerza de tarea británica, general More, conferenció con el comandante militar de las Malvinas, general de brigada Mario Benjamín Menéndez, hoy, 14 de Junio de 1982 a las 16 horas. En estos momentos, en la zona de Puerto Argentino, hay un alto el fuego de hecho, no concertado por ninguna de las dos partes”. Era la rendición. La dura aceptación de que el poderío bélico británico podía pisotear la dignidad y seguir usurpando las islas. Pero era también el fin del horror, de una pesadilla de 74 interminables días. Vencedores o vencidos, héroes o mártires, todos quería regresar al calor del hogar, al añorado abrazo de los seres queridos.
Ocho días después, el 22 de junio, su diario íntimo, húmedo y embarrado, consignaba: “Es de madrugada y no puedo dormir; ya me veo en casa, con mis amigos, mi barrio, viendo rodar la redonda…”. Ahí estaba el balón, esperándolo para continuar la historia. Porque él sí podía retomar sus sueños; los 649 compatriotas que quedaron para siempre bajo el suelo de Malvinas o en lo profundo del mar, no corrieron esa suerte.
Al regresar, Escobedo sufrió tremendas consecuencias psicológicas: se aislaba, no podía relacionarse con la gente, sentía miedo, escapaba. Además, en las islas había padecido el congelamiento de sus piernas. Pero se aferró a la pelota para seguir viviendo. En Los Andes lo apoyaron a escapar de la depresión, ese estado desesperante que ocasionó un número incontable de suicidios entre los excombatientes. Luis estuvo de nuevo de pie y pronto volvió a jugar: “A mí el fútbol me sacó de un lugar del que los demás muchachos no pudieron salir, me salvó la vida”, agradece.
Debutó en Primera, jugó en Colón, Racing de Córdoba, Belgrano, Tigre y Vélez Sarsfield, entre otros. Cuando se retiró, hizo el curso de técnico, integró el Súper 8 para el Fortín y torneos de veteranos para Banfield y Temperley.
Hoy Luis Escobedo tiene una familia, está casado y es padre de Brenda y Alan. Trabaja en la obra social IOMA. Tres décadas después, volvió a pisar el suelo argentino de Malvinas para “cerrar esa historia”.
Cuando tan alegremente se reparte a cualquier futbolista el mote de "héroe", vale tener presente esta historia.

lunes, 31 de marzo de 2014

Isidro Lángara: el vasco inolvidable

Por PABLO ARO GERALDES

Infinidad de veces los hinchas se preguntaron: si casi la mitad de los argentinos lleva un apellido español, si su inmigración se hizo de a millones y hoy su colectividad es de las más extensas, ¿por qué el Deportivo Español no es el equipo más popular del país? La respuesta es sencilla: llegó tarde al reparto de hinchas.
Cuando se fundó el club de la colectividad española, el 12 de octubre de 1956, los vascos, gallegos, asturianos, andaluces, etc que vivían en la Argentina (y sus descendientes) ya eran hinchas de San Lorenzo de Almagro.
La explicación de esta identificación de los españoles con el equipo del barrio porteño de Boedo no es racional. Fue un amor a primera vista que se inició hace 70 años, exactamente el 21 de mayo de 1939. Y el protagonista excluyente fue el vasco Isidro Lángara, un centrodelantero que llegaba desde México con laureles de goleador. Las noticias de su talento tenían un aval importante: en San Lorenzo ya jugaba el vasco Ángel Zubieta, quien lo había acompañado en la Selección de Euskadi que deslumbró en el exilio. Además, Guillermo Stábile lo había visto en Europa y le garantizó a los dirigentes sanlorencistas: "Con Lángara usted compra goles seguro".
Un barco lo traería desde México, donde había vivido unos años de su exilio, mientras su tierra vasca se desangraba por la Guerra Civil, acosada por la sombra asesina del 'Generalísimo' Francisco Franco, que quería imponer una España única, la suya, sin respetar las identidades nacionales de vascos, gallego, catalanes...
Ese domingo de otoño marcó a fuego la relación entre los hispanos y San Lorenzo. Por la 10ª fecha del campeonato, River Plate visitaba el 'Gasómetro' de Avenida La Plata. Por la mañana recaló en el puerto de Buenos Aires el buque que traía a Lángara desde las costas aztecas, y a algún "desubicado" se le ocurrió proponerle jugar en un par de horas, sin tener en cuenta que venía de casi dos semanas de viaje. Pero el vasco, ansioso por reencontrarse con Zubieta, y orgulloso de ser un embajador deportivo de Euskal Herria, dijo que sí.
Los primeros 45 minutos fueron imborrables: Lángara marcó cuatro goles; a los 7', a los 13', a los 21' y a los 39'. La radio transmitía los goles de este grandote desconocido para el fútbol argentino. Nadie sabía quién era este nuevo ídolo que humillaba al poderoso River que tenía a jugadores de la talla de Minella, Moreno, Pedernera y Peucelle, un gérmen de lo que sería 'La Máquina'.
No había marcha atrás, esa tarde todos los españoles, perseguidos o no, republicanos y falangistas, sintieron que Isidro Lángara era un motivo de orgullo nacional y se encariñaron para siempre con la camiseta roja y azul de San Lorenzo.
En total, el vasco hizo 110 goles para el equipo de Boedo, en 198 partidos hasta 1943. Es el séptimo goleador de la historia del club.

El 'Gasómetro' revienta de gente, el fondo de River Plate no entiende nada: ¿de dónde salió este grandote? Es Isidro Lángara: del barco que lo trajo de México, directo al corazón de San Lorenzo de Almagro.

Su historia
Nacido en Pasaia, unos kilómetros al este de Donosti (Guipúzcoa), el 25 de mayo de 1912. Isidro Lángara brilló con toda su intensidad en el fútbol español de los años '30. Había comenzado en modestos equipos de su País Vasco natal, como el Siempre Adelante de Pasaia, el Andoain y, finalmente, el Tolosa CF. A los 18 años, en 1930, firmó para el Real Oviedo, con el que triunfaría hasta erigirse como uno de los jugadores más importantes de su historia. Fue 'Pichichi' en las Ligas de 1934 (27 tantos), 1935 (26) y 1936 (27). Sus descollantes actuaciones con la casaca azul del Oviedo, lo llevaron a ser seleccionado para jugar el Mundial Italia' 34. Su promedio de gol con la Selección Española es impresionante: 17 en 11 partidos.
Su era dorada con Oviedo se cortó de manera dramática en julio de 1936, con el estallido de la Guerra Civil. En esa primera etapa con el Oviedo Lángara jugó 220 partidos oficiales y marcó 281 goles.
Durante el conflicto, Lángara combatió en el bando republicano. En 1937 se enroló en la Selección de Euskadi, el equipo nacional creado por el Gobierno Vasco para recaudar dinero en Europa para los refugiados vascos y realizar propaganda en favor del Gobierno Vasco y la República. En la Euskal Selekzioa coincidió con muchos de los mejores futbolistas vascos de la época como Luis Regueiro, Guillermo Gorostiza o Txato Iraragorri. El Euzkadi brilló en su gira europea, pero tras caer Bilbao en manos franquistas la Selección partió hacia América para proseguir su derrotero, pasando por Cuba, México y Argentina.
Finalmente esta Euskal Selekzioa se afincó en México, donde jugó la Liga Mayor de 1938/39 con el nombre de Club Deportivo Euzkadi. Fue la selección del torneo azteca y terminaron en el segundo puesto. En abril de 1939 finalizó la guerra con la derrota republicana y la Selección de Euzkadi se disolvió. Varios volvieron a Euskal Herria pero Lángara optó por seguir exiliado y buscar equipo en Argentina, donde su ex compañero y amigo Zubieta lo esperaba en San Lorenzo de Almagro.
En 1942 San Lorenzo viajó a México, donde disputó diez partidos. El equipo azulgrana marcó 42 goles, 23 de los cuales fueron del querido Lángara. Y se quedó. En 1943, año del comienzo de la Liga profesional mexicana, fue contratado por el
Real Club España. Lángara hizo 27 goles en su primer temporada, el siguiente año marcó 38 goles y un año después 40. En México fue dos veces goleador (1944 y 1946) y ganó una Liga y una Copa.
En 1946 puso fin a su exilio y volvió a España, donde jugó nuevamente para el Real Oviedo. Fueron dos temporadas en las que vio acción en 29 partidos; marcó 23 goles.
Retornó a México, donde dejó el fútbol y se quedó a vivir allí. Entre 1950 y 1951 se dirigió a Unión Española de Chile y luego fue DT el Puebla (México), con el que conquistó la Copa México en 1953. En 1955 fue entrenador de San Lorenzo de Almagro. El 21 de agosto de 1992 murió Andoain, en su amado País Vasco.
A 70 años de su llegada victoriosa a la Argentina, el fútbol lo recuerda y San Lorenzo de Almagro lo tienen en su galería de futbolistas inolvidables.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Boca-River: Un siglo de Superclásicos


Un repaso a los hitos del derby argentino: récords de presencias, goles y nombres que están en la historia.

Por PABLO ARO GERALDES
Artículo publicado en ESPN Magazine, en agosto de 2013. (Datos actualizados a marzo de 2014)

Numerosa concurrencia asistió ayer por la tarde a la cancha del Club Atlético Racing, en Avellaneda, a presenciar el partido oficial, que por el campeonato de primera división de la Asociación Argentina de Football, jugaron los primeros cuadros de los clubes River Plate y Boca Juniors”, comenzaba su crónica el diario La Prensa, reseñando el partido del 24 de agosto de 1913, sin informar el resultado. Nadie lo sabía, claro, pero era un acontecimiento histórico, que marcaría parte de la cultura del ser nacional.
Era la primera vez que se enfrentaban los vecinos de La Boca y River se impuso por 2-1, con goles de Cándido García y Antonio Ameal. Marcos Maier anotó para Boca Juniors. Al final, varios jugadores se tomaron a golpes de puño y una gresca entre hinchadas terminó con una bandera xeneize consumida por el fuego. Un violento bautismo que marcó para siempre la rivalidad. Quien ganara el clásico sería el “dueño” del barrio y algo más. Pronto el clásico trascendió a La Boca; se extendió por toda Buenos Aires y se conoció en toda la Argentina.
Un siglo transcurrió desde entonces. El historial marca 340 partidos, con 127 victorias para Boca, 107 para River y 106 empates. Aquel gol de Cándido García fue el primero de 411 gritos riverplatenses. El último tanto de los Superclásicos, el de Emanuel Gigliotti el 6 de octubre de 2013, fue el 459 azul y oro.
Durante el amateurismo se enfrentaron en 13 ocasiones, con 5 triunfos de River, 3 de Boca y 5 empates. Sin embargo, en ese período de 1913 a 1930, Boca marcó más goles: 18 a 16.
Desde que empezó la era profesional en la Argentina, en 1931, jugaron 190 partidos por torneos organizados por la AFA: Boca ganó 70, River 62 e igualaron 58. El saldo de goles es de 260-245 a favor de los xeneizes.
Por la Copa Libertadores se cruzaron 24 veces, con 10 victorias de Boca, 6 de River y 8 empates. En los arcos, Boca marcó 29 y River 19. No se enfrentaron por otro torneo internacional.
Por último, jugaron 107 amistosos (y a veces no tanto): Boca ganó 44, River 32 y salieron igualados en 31. En este ítem Boca también aventaja en el saldo goleador: 151-129.

El equipo de River Plate que ganó el primer clásico oficial, en 1913.

LOS RÉCORDS DEL SUPERCLÁSICO

Máximo goleador de Boca Juniors
Con 10 goles en 7 Superclásicos disputados entre 1960 y 1964, el brasileño Paulo Valentim tiene el honor de ser el jugador de Boca que más le marcó a River.
Le siguen en la lista: Martín Palermo (9), Hugo Curioni y Osvaldo Potente (7), Francisco Varallo, Alfredo Rojas y Diego Latorre (6).

Máximo goleador de River Plate
Con 16 tantos en Superclásicos jugados entre 1939 y 1956, Ángel Labruna sigue siendo el delantero de River con más anotaciones frente Boca y también el máximo artillero de la historia de este partido. Detrás de él aparecen: Oscar Mas (12 goles), Carlos Morete (9), Norberto Alonso y Félix Loustau (ambos con 6).

Récord de presencias con Boca Juniors
Con 37 Superclásicos entre 1960 y 1972, el lateral izquierdo Silvio Marzolini es quien más veces enfrentó a River con la camiseta azul y amarilla. En su saldo personal registra 14 victorias, 14 empates y 9 derrotas. No marcó goles.

Récord de presencias con River Plate
El volante central Reinaldo Merlo jugó 42 Superclásicos entre 1969 y 1983 y es quien que más veces enfrentó a Boca con la banda roja y quien registra mayor cantidad de presencias en la historia del clásico. Ganó 15, empató 14 y perdió 13. No hizo goles.

Récord de goles
El 15 de octubre de 1972, por la primera fecha del Torneo Nacional, River venció a Boca 5-4 en el Superclásico con más goles de la historia: nueve. River hizo de local en el estadio de Vélez Sarsfield. Los goles de River fueron de Ernesto Mastrangelo (1’), Oscar Mas (9’, 57’) y Carlos Morete (62’, 90’). Para Boca marcaron Hugo Curioni (24’), Ramón Mané Ponce (42’) y Osvaldo Potente (45’, 51’).

Máxima goleada xeneize
El 23 de diciembre de 1928, Boca superó a River 6-0 en su vieja cancha de madera, redondeando la mayor goleada de la historia del Superclásico. Los tantos los marcaron Domingo Tarasconi (3’, 40’), Esteban Kuko (30’, 55’) y Roberto Cherro (70’, 82’).

Máxima goleada millonaria
El 19 de octubre de 1941, River logró su mayor victoria sobre Boca, cuando lo venció 5-1. Los goles fueron obra de Ángel Labruna (11’), José Manuel Moreno (39’), Aristóbulo Deambrosi (43’, 56’) y Adolfo Pedernera (75’). Mario Boyé (89’) descontó para Boca.

El gol más rápido
El 5 de mayo de 2013, Manuel Lanzini marcó para River el gol más tempranero de la historia del Superclásico, cuando el cronómetro marcaba apenas 43 segundos de juego, en La Bombonera.

* Se computan partidos oficiales.

domingo, 23 de marzo de 2014

El fútbol de Kurdistán


Kurdistán (كوردستان en kurdo) es una región sin acceso al mar situada en el occidente de Asia, al norte de Oriente Medio y al sur de Transcaucasia. El territorio reclamado históricamente por el pueblo kurdo, la etnia sin estado que lo habita, actualmente se encuentra dividido en cuatro zonas cuya soberanía corresponde a Turquía, Irak, Irán y Siria, además de un pequeño enclave en Armenia.
En total, la población kurda se calcula entre 35 y 40 millones de personas, que hablan el idioma kurdo.
En 1970 el Kurdistán iraquí obtuvo cierta autonomía merced a un acuerdo con el gobierno de Irak. Este status fue reconfirmado en 2005 como una entidad autónoma dentro de Irak.
En su mayoría, los kurdos profesan el Islam, y existen diferentes minorías cristianas. Una de ellas es el yazidismo, una antigua religión, mezcla sincrética de las creencias zoroastrianas, judías, maniqueas, nestorianas e islámicas.

EL FÚTBOL KURDO
La Kurdistan Football Association fue establecida en 2006 y tiene su sede en Erbil, dentro de la región kurda de Irak.
La entidad es la organizadora de la Kurdistan Premier League, en la que compiten 14 equipos: Erbil, Suli Peshmarga, Alla, Zakho, Sherwana, Hallo, Nawroz, Hawler Peshmarga, Ararat, Kirkuk, Suleimaniya, Zeravani, Duhok y Handren. Los partidos se juegan los jueves y viernes.
Además, la KFA es responsable de la selección nacional, que hizo su debut internacional en la VIVA World Cup 2008. En esa ocasión terminó en el cuarto puesto. En las ediciones de 2009 y 2010 perdió las finales, en ambos casos ante Padania. Tuvo revancha en la edición 2012, cuando logró el título al vencer 2-1 a Chipre del Norte ante 22.000 espectadores.

La selección de Kurdistán, campeona de la VIVA World Cup 2012.
La próxima participación internacional de Kurdistán será en la ConIFA World Football Cup 2014, que se disputará entre el 1 y el 8 de junio en Östersund, en la Laponia sueca.


sábado, 22 de marzo de 2014

Real Madrid - Barcelona: El Clásico

Con 112 años de partidos oficiales, el derby español reeditará, por la Liga, uno de los enfrentamientos más esperados del fútbol mundial.

Artículo publicado en ESPN Magazine, en octubre de 2013 (actualizado en marzo de 2014).
Por PABLO ARO GERALDES


EL HISTORIAL
Se enfrentaron por primera vez el 13 de mayo de 1902, por la semifinal del Concurso Madrid -popularmente Copa de la Coronación-. Barcelona se llevó el triunfo 3-1.
A lo largo de 112 años, Barcelona y Real Madrid disputaron 226 partidos oficiales. Los de la capital española suman 90 victorias, los catalanes 88 y registran 48 empates.
En el saldo de goles, los merengues están adelante: 380-366
Títulos Real Madrid 69
Títulos Barcelona 65

JUGARON EN AMBOS CLUBES
Apenas diez días después del primer choque entre ambos, se dio el primer pase de un jugador: Alfonso Albéniz cambió la casaca azulgrana por la blanca en 1902. Desde entonces, 17 jugadores del Barcelona defendieron luego al Real Madrid y 13 transitaron el camino inverso. Algunos de los futbolistas que vistieron las dos camisetas en los último años son Ronaldo, Luis Figo, Bernd Schuster, Michael Laudrup, Samuel Eto’o, Javier Saviola, Luis Henrique y Robert Prosinecki.

JUGADORES RECORD
El madridista Manuel Sanchís es quien ostenta el record de más clásicos jugados: 43. De lado culé, ese honor lo tiene Xavi Hernández, con 37.
En cuanto a goles, la cima está compartida por dos argentinos. Lionel Messi le marcó 18 tantos al Real Madrid en 25 partidos, mientras que Alfredo Di Stéfano sigue siendo quien más goles le anotó al Barcelona con la camiseta blanca: 18 en 30 encuentros.

LOS CLUBES
El 29 de noviembre de 1899 se fundó el Foot-Ball Club Barcelona, que hoy cuenta con 180 mil socios. Su estadio, el Camp Nou, tiene capacidad para 99.345 espectadores.
El 6 de marzo de 1902 se fundó el Madrid Foot-Ball Club, que actualmente supera los 93 mil socios. Su estadio, el Santiago Bernabéu, tiene capacidad para 85.454 espectadores.

TÍTULOS
Ambos equipos llevan 82 temporadas en Primera División. Son, junto al Athletic Club de Bilbao, los únicos que disputaron todas las ediciones de la Liga en el profesionalismo.
Este es el inventario de las vitrinas de cada uno, en cuanto a torneos oficiales:

Barcelona
Liga: 22
Copa del Rey: 26
Supercopa de España: 14
Copa de la Liga: 2
Copa de Europa/Champions League: 4
Copa UEFA/Europa League: 3
Recopa de Europa: 4
Supercopa de Europa: 4
Intercontinental/Mundial de Clubes: 2

Real Madrid
Liga: 32
Copa del Rey: 18
Supercopa de España: 10
Copa de la Liga: 1
Copa de Europa/Champions League: 9
Copa UEFA/Europa League: 2
Recopa de Europa: 0
Supercopa de Europa: 1
Intercontinental/Mundial de Clubes: 3

EN LA LIGA
En 1928 comenzó el profesionalismo en el fútbol español. El primer clásico de la nueva era se disputó el 17 de febrero de 1928 en la ciudad condal y el Madrid se impuso por 2-1. Por la Liga chocaron 166 veces: 70 terminaron con victoria blanca, 65 azulgrana y 32 empates. Por la Liga, Real Madrid acumula 271 goles y Barcelona 261.
Ambos llegaron a la marca de 100 puntos en la Liga: Real Madrid para festejar en 2012 y Barcelona este año. En cuanto a goles, los madrileños alcanzaron la cifra récord de 121 en la Liga 2011/12. Barcelona quedó cerca, con 115 en la temporada 2012/13.
En sus peores temporadas, Real Madrid terminó 11° (1947/48) y Barcelona 12º (1941/42).

OTROS TORNEOS
COPA DEL REY
Se cruzaron en 33 ocasiones, con 15 victorias catalanas, 11 madrileñas y 7 empates (nunca 0-0).
La pareja estadística reseña que definieron 6 veces la final, con 3 triunfos para cada uno. Solamente en dos oportunidades Barcelona ganó los partidos de ida y de vuelta: en la edición 1925/26 y en la 1958/59 (por entonces, Copa del Generalísimo). El saldo goleador también está equilibrado: 65-63 a favor del Barça.

COPA DE LIGA
Jugaron 6 partidos: 2 victorias de Barcelona (entre ellas la final 1982/83) y 4 empates.

SUPERCOPA DE ESPAÑA
Se enfrentaron 12 veces, con 6 festejos merengues y 4 culés. Empataron los otros 2. De las seis finales que los tuvieron como protagonistas, 5 fueron para Real Madrid.

COPA DE EUROPA / CHAMPIONS LEAGUE
En 8 ocasiones se vieron las caras por la máxima competencia europea, con 3 triunfos del Madrid, 2 del Barcelona y 2 empates.
En cuanto a goles, están 13-10 para los merengues.

AMISTOSOS
Más allá de los números oficiales, jugaron 31 amistosos: Barcelona ganó
18, Real Madrid 4 e igualaron 9.

RACHAS
Contando todos los torneos oficiales, el récord de victorias consecutivas lo tiene el Madrid: 7, entre 1961/62 y 1964/65. La mejor racha catalana llegó a 5 triunfos seguidos, entre 2008/09 y 2010/11.
Del lado negativo, Barcelona estuvo 8 partidos sin ganar (2001-2003) y Real Madrid 7 (2011-2012).
Entre los jugadores, Carles Puyol y Víctor Valdés (Barcelona) llegaron a los 11 partidos sin perder, mientras que Gonzalo Higuaín (Real Madrid) y Patrick Kluivert (Barcelona) estuvieron 10 sin conocer el triunfo.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Pedro Arico Suárez, el primer español en la Copa del Mundo

España tuvo su primera participación mundialista en Italia 1934. Sin embargo, cuatro años antes, un infatigable half izquierdo canario participó en Uruguay 1930 con la camiseta argentina.

Por PABLO ARO GERALDES

Se llamaba Pedro Bonifacio Suárez Pérez, pero todos lo conocieron como “Arico” Suárez. Nunca se supo por qué, ni él pudo develar el misterio de su apodo.
Había nacido en Santa Brígida, Gran Canaria, el 5 de junio de 1908 y llegó a la Argentina con sus padres, cuando todavía era una criatura. Cuando a los 11 años volvió con su familia a visitar las Islas Canarias no estuvo del todo cómodo, extrañaba al barrio de Boedo. Ya se sentía tan porteño como todos sus compañeros y tenía la típica pinta de reo, aunque por sus rasgos lo bautizaron “La gallega”.
En 1928 surgió en la primera división de Ferro Carril Oeste y al año siguiente inició en Boca Juniors su brillante campaña. Era un half izquierdo de juego fuerte, agresivo, muy luchador. Tanto que el famoso periodista Diego Lucero lo llamó "perro de presa".
Fue un half de esos que no lucían pero que siempre cumplían en forme impecable su tarea. Que se desenvolvía en el silencio, de incansable trajinar. Era capaz de correr hasta el lugar donde el delantero rival acercaba peligro y quitarle la pelota para inmediatamente pasar al ataque buscando líneas de fondo rivales. Parecía increíble verlo recorrer una y otra vez toda la cancha sin respiro.
Ganó 5 títulos durante 12 años con Boca Juniors, hasta que le dejó el puesto a otro ídolo: Natalio Pescia. Durante su trayectoria tuvo un duelo muy especial con Carlos Peucelle, que vestía la camiseta de River Plate, enconado rival boquense.
La Selección Argentina que debutó ante Francia.
Arico Suárez es el cuarto desde la izquierda.
Pero quizá sin saberlo fue el primer español que disputó una Copa del Mundo. Lo hizo en Montevideo, cuando se disputó la primera edición, en 1930. Debutó el 15 de julio en el 1-0 sobre Francia, en el Parque Central, y disputó su segundo partido quince días después: nada menos que la final ante Uruguay.
Al cabo de 11 partidos con la celeste y blanca, se retiró de la selección en 1934, ya como capitán.
Siguió como ídolo de Boca y sumó 335 partidos en el profesionalismo. Con el cuadro xeneize marcó solamente dos goles: uno a favor y otro en contra. Él lo contaba así: "No fui un jugador de hacer muchos goles. Hasta ahí no llegaré. En los años que llevo en Boca soy un jugador muy efectivo. Hice nada más que dos goles. Uno a Gualco, aprovechando un rebote y otro a Merello (arquero de Boca) contra Talleres. Fue un golazo. El pobre Morello me chillaba: “Y justo me lo venís a marcar a mí”. Yo le dije: “¿Y qué querés que haga? ¿No ves que el al otro no puedo?”".
A los 70 años, murió en Buenos Aires el 18 de abril de 1979.

lunes, 17 de marzo de 2014

Ellan Vannin, la selección de la Isla de Man

La Isle de Man (en inglés: Isle of Man o Mann; en manés: Ellan Vannin o Mannin) es una Dependencia de la Corona británica con gobierno autónomo formada por una isla principal y algunos islotes situados en el mar de Irlanda, entre Irlanda y Gran Bretaña. El soberano de la isla es la reina Isabel II, en calidad de Señor de Man, que es representado por el Gobernador General.
La isla no es parte del Reino Unido, pero su representación internacional, defensa y gobierno son responsabilidades británicas.
La isla de Man estuvo habitada desde 6500 a.C. y tuvo influencia celta desde el siglo V d.C. Pasó a ser un reino vikingo en la Edad Media, sumiso a la influencia anglosajona. En el año de 979 se estableció el Tynwald, el parlamento democrático en existencia continua más antiguo del mundo. Durante su historia la isla ha formado parte de los reinos de Noruega, Escocia e Inglaterra. Hoy forma hoy parte de las seis naciones celtas, junto con Irlanda, Cornualles, Bretaña, Escocia y Gales.
La isla tiene una superficie de 572 km² y su máxima elevación sobre el nivel del mar es el monte Snaefell, con 621 metros. Su población ronda los 85 mil habitantes.

EL FÚTBOL DE ELLAN VANNIN
La isla tiene una obvia tradición de fútbol centenaria. La Isle of Man Football League comenzó a disputarse en 1896 y es de carácter amateur. Está regida por la Isle of Man Football Association.
En 2013 surgió una nueva entidad, la Manx Indepedent Football Alliance (MIFA) que le dio a la comunidad de herencia manesa la chance de jugar partidos internacionales con la camiseta del team Ellan Vannin.
La MIFA tiene dos objetivos primordiales: por un lado, brindarle a los maneses que vivan en la isla o fuera de ella la oportunidad de representar a su país, y por otro lado, promover la cultura local alrededor del mundo.
Este año, Ellan Vannin jugará su primer amistoso en casa, ante Mónaco, el próximo 6 de abril. Este encuentro tendrá, además, un fin benéfico, ya que servirá para recaudar fondos para colaborar con Darfur United, el equipo de refugiados de la frontera entre Sudán y Chad.
Luego llegará el gran momento de su primera participación internacional en la ConIFA World Football Cup 2014, que se disputará entre el 1 y el 8 de junio en Östersund, en la Laponia sueca.

domingo, 16 de marzo de 2014

Estados soberanos fuera de la FIFA

Hay nueve países que aunque gozan de soberanía plena, no son miembros de la FIFA. Algunos porque tienen una mínima estructura futbolística y la pequeñez de su territorio no permite un gran desarrollo. Otros archipiélagos encuentran en las largas distancias entre sus islas el principal obstáculo para sostener una competición. Pero está el caso de Gran Bretaña: los cuatro países que componen el Reino Unido son los custodios de la International Football Association Board, o simplemente "International Board", el organismo encargado de definir las reglas del fútbol a nivel mundial y sus futuras modificaciones.
Gran Bretaña, en los JJ.OO. Londres 2012
Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte (Irlanda hasta 1921, cuando se dividió la isla) además de conformar la IFAB son miembros de FIFA, pero no pueden participar en los Juegos Olímpicos porque no son estados soberanos y la afiliación al COI pertenece a la British Olympic Association.
El tema es que escoceses, galeses y norirlandeses tampoco desean integrarse bajo una misma camiseta británica, por eso hay tan pocas participaciones de esta selección. Solamente se había presentado en 1908, 1912, 1920, 1936, 1948, 1952, 1956 y 1960. Pero los Juegos Olímpicos de Londres se convirtieron en una cita ineludible: el local no podía desertar. Y así, con un plantel de mayoría inglesa y algunos galeses, compitió en el torneo olímpico de fútbol, donde fue eliminada por Corea del Sur en cuartos de final.

LAS ISLAS DEL PACÍFICO
Kiribati, en 2011.
Son seis los estados soberanos de Oceanía que no están dentro de la estructura de la FIFA. Entre ellos, Tuvalu, Kiribati y Niue se encuentran asociados a la Oceania Football Confederation sin ser miembros plenos. Al no estar afiliados a la FIFA, no participan en las eliminatorias de ninguna competición que organiza la FIFA, pero sí en torneos de la OFC.
Además de estos tres, Palau ingresó en 2007 y estuvo solamente 2 años en la OFC. En 2009 solicitó su ingreso a la Asian Football Confederation, y su aceptación por parte del ese organismo está en proceso.
Los Estados Federados de Micronesia están empezando una tibia actividad competitiva entre los cuatro estados componen esta federación: Chuuk, Kosrae, Pohnpei y Yap.
El caso de Nauru es aun más lejano: la pasión de la isla es el Football Australiano, que tiene sus propias reglas, y el soccer ocupa un lugar relegado en las preferencias. Aunque la Nauru Amateur Soccer Association se fundó hace cuatro décadas, su actividad internacional es nula.

EN MEDIO DEL LUJO, EL FÚTBOL
El Principado de Mónaco está asociado a los yates, el casino y el Grand Prix de Fórmula 1. Pero también hay fútbol local, más allá del poderoso AS Monaco FC que participa en la Ligue 1 francesa.
La Fédération Monegasque de Football fue fundada en 2000 y su selección debutó un año después, cuando venció 2-1 a Tíbet. A diferencia de otros países pequeños (ocupa apenas 2 km²) tiene una intensa actividad futbolística.
El caso de Vaticano es curioso: su campeonato más conocido, la Clericus Cup, está compuesto por equipos lo componen equipos de sacerdotes, seminaristas, trabajadores de las diferentes áreas. Los jugadores componen también la Selección, en la que juegan también los miembros de la Guardia Suiza. Debido a que el estado soberano más pequeño tiene solamente 0,44 km² y el 20% de esta superficie lo ocupan la Basílica y la Plaza de San Pedro, el fútbol se desarrolla en el Estadio Pio XII, que se encuentra a las afueras de la Ciudad del Vaticano y tiene la capacidad de para unas 2000 personas.
La selección de Vaticano, que enfrentó a Mónaco en 2013.

viernes, 14 de marzo de 2014

Carlos Tevez: de oficio, campeón


Con 18 títulos en su haber, se encamina con Juventus hacia el Scudetto de la Serie A. Es el único futbolista argentino que ha ganado la Copa Libertadores, la Champions League, la Copa Intercontinental y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. Fue campeón en la Argentina, Brasil e Inglaterra, y quiere grabar su nombre en el calcio.

Artículo publicado en ESPN Magazine, en marzo de 2014
Por PABLO ARO GERALDES

Carlitos Martínez llevó con orgullo el apellido de su madre hasta que, en 1999, el albañil Segundo Tevez finalmente lo reconoció como hijo suyo y de Adriana Martínez. Tenía 15 años y ya era consciente de la dureza de su entorno, en el barrio bonaerense denominado Fuerte Apache. Lo rodeaban las tentaciones del dinero fácil y lo amenazaba un futuro incierto de desempleo y marginalidad; por eso apostó todo a sus condiciones futbolísticas en las inferiores de All Boys. “Si no fuese futbolista, hoy seguramente estaría recogiendo cartones y chatarra de la basura para venderlos”, contó en 2007. Muchos de quienes eran sus vecinos no tuvieron otra opción como futuro.
Hoy, acostumbrado a los viajes en primera clase, los hoteles cinco estrellas y la vida de lujos que le permite el hecho de ser jugador de Juventus, uno de los clubes más poderosos del planeta, no se olvida de aquella vida de sacrificios y privaciones, pero también de lealtades y alegrías construidas sin más bienes materiales que una pelota de fútbol.
A los 13 años, cada sábado jugaba partidos por dinero junto a jóvenes que lo doblaban en edad. No había árbitro y las patadas más sutiles le apuntaban al cuello... Hoy podría ver aquello como un entrenamiento extremo para que todo lo que vino después parezca más tranquilo.
Creció y optó por el mejor camino. “Lo que viví en Fuerte Apache no lo viviría en ningún otro lugar; me hizo ser como soy. Pude elegir, pude llegar a estar drogado y tirado en el suelo, o estar donde estoy hoy. Son las cosas que me hizo ver mi barrio. Toda su gente tiene un corazón grande y por eso la quiero tanto”. A fuerza de su talento futbolístico fue ganándose privilegios, pero siempre apegado a los recuerdos de sus primeros años. Gracias a Boca Juniors pudo ser atendido a fondo por un odontólogo y en Manchester United le brindaron la posibilidad de corregir los defectos de su dentadura. Pero se negó a una cirugía estética que ocultara las cicatrices que lleva desde su oreja derecha hasta el pecho. Cuando tenía apenas 10 meses, sufrió quemaduras de tercer grado al caer accidentalmente agua hirviendo sobre él. Tevez considera que su aspecto físico puede no ayudarle a conseguir contratos como los de Beckham o Cristiano Ronaldo, pero sabe que no influye en el cariño que le profesan los aficionados.

CAMPEÓN DE TODO
Apenas debutó en Boca Juniors, allá por 2001, quedaron evidentes sus virtudes, gambeta, velocidad, picardía y gol. Su identificación con el club le dio algo más que admiración y respeto: se ganó el cariño incondicional de los hinchas xeneizes, hasta tal punto de ganarse el mote de “jugador del pueblo”. Él respondió a ese afecto con goles y cuatro títulos (ver recuadro). Sin levantar la voz, se convirtió en conductor del equipo. Desde entonces, desplegó sus cualidades en las canchas más exigentes del planeta: la pelota lo envalentona, la pide siempre y aparece en las situaciones difíciles. Su baja estatura (1,70 m) lo hace un delantero duro de controlar y tiene alta resistencia a los golpes. Se mueve agazapado y de pronto aparece con velocidad en el área, detrás de sus marcadores y tiene una definición letal con su pierna derecha.
Después de tocar la cima del mundo con Boca, fue el máximo protagonista de la primera medalla de oro olímpica del fútbol argentino. En Atenas 2004 fue goleador del certamen y los griegos bailaron con sus festejos al ritmo de la cumbia de “Piolavago”, su grupo.
La empresa MSI, que gerenciaba el Corinthians, pagó 19,5 millones de dólares y, de esa manera, Tevez se convirtió en la principal contratación extranjera en la historia del fútbol brasileño. Pero que un foráneo triunfe en el fútbol de Brasil equivale a venderle tecnología a los japoneses o autos a los alemanes. Y él lo hizo. No solo fue campeón del Brasileirão 2005, la Confederação Brasileira de Futebol lo eligió mejor jugador del campeonato. Enseguida, el diario El País (Montevideo) lo distinguió como “Futbolista Sudamericano del Año” por tercera vez consecutiva. Había tocado techo, fue el momento de buscar nuevos horizontes, siempre con desafíos difíciles: del país máximo campeón del mundo saltó a la tierra de los inventores del fútbol, Inglaterra.
No le seducía la idea de marcharse a un país con un idioma desconocido para él, y temía por la adaptación, pero sorprendió a todos tras acomodarse rápidamente al esquema del West Ham United. Fue importante tener como compañero a su amigo Javier Mascherano, que también lo había acompañado en el Corinthians. Sin mucho margen por la amenaza concreta del descenso, Tevez desplegó su oficio goleador e hizo posible que el centenario club londinense permaneciese un año más en la Premier League.
Con la tranquilidad de la tarea cumplida, decidió subir un escalón y aceptar el enorme desafío de ponerse la casaca roja del Manchester United, junto a grandes del fútbol como Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney, Ryan Giggs o Gary Neville. Y enseguida se acopló al dibujo táctico del técnico Alex Ferguson: ganó dos veces la Premier League, conquistó la Champions League 2008 y ese mismo año se coronó campeón mundial de clubes, en Japón. Aunque coleccionó trofeos, quedará su frase “very difficult” como un ícono de su paso por Inglaterra, a la vez que es un testimonio de su esfuerzo por progresar también fuera de la cancha.
El amor que cosechó en los fans del United se desvaneció cuando cruzó de vereda en 2009 y se vistió de celeste en el Manchester City. Siguió por su senda goleadora y victoriosa. Levantó la FA Cup en 2011 y al año siguiente fue parte de esa reparación histórica del equipo que ganó la Premier después de 44 años. Tuvo un conflicto con el técnico italiano Roberto Mancini que cansó a muchos hinchas y motivó la campaña “Trash your Tevez shirt” (tire su camiseta de Tevez a la basura), con un camión de residuos mitad rojo y mitad celeste. Poco le importó, porque el conflicto le ayudó a madurar. Como cuando fue detenido por conducir sin licencia y cumplió con el castigo impuesto por la justicia, que no le significó ninguna deshonra: se puso la ropa de trabajo y fue playero de un estacionamiento.

ESCALA EN TURÍN
Tevez es el jugador sudamericano que más goles hizo en la historia de la Premier League: 56. También es el único argentino campeón de Inglaterra con dos equipos diferentes. Alejado de la Selección (ver recuadro), puso toda su energía en su presente europeo. Tras desvincularse del City, firmó para Juventus, un club al que se amoldó enseguida. Y los tifosi lo adoptaron rápidamente: en un fútbol plagado de estrellas mediáticas con aires de diva, la simpleza de Tevez genera una simpatía inmediata.
Antes de empezar la temporada de la Serie A levantó junto a sus nuevos compañeros la Supercopa de Italia. No pudo ser mejor el comienzo de quien en su primera temporada pelea en lo alto de la tabla de goleadores por el título de capocannoniere. Mientras, la Juve marcha con comodidad en la punta de campeonato.
Él, a los 30 años, se muestra más maduro, más equilibrado, más feliz.
El Charro José Manuel Moreno fue el único argentino que salió campeón en cuatro países (en la Argentina, con River; en México, con el España; en Chile, con la Universidad Católica y, en Colombia, con Independiente Medellín) y Carlitos podría igualarlo, con vueltas en cuatro países que fueron campeones del mundo: la Argentina, Brasil, Inglaterra e Italia, nada menos. Para acrecentar la idolatría del jugador del pueblo, para seguir siendo el pibe de Fuerte Apache que tiene por oficio ser campeón.



LA SELECCIÓN
Hace un año, cuando Enrique Sacco lo entrevistó en Manchester para ESPN Magazine, Tevez dio una opinión sobre Messi que hoy puede analizarse desde otra óptica: “Es el mejor de todos, de eso no hay dudas. La verdad, me siento orgulloso de haber compartido cosas con él en el pasado”, dijo.
“Haber compartido”, “en el pasado”… ¿Cerró la puerta de la Selección? Vale rescatar sus palabras de entonces: “Siempre quise estar en la Selección y siempre voy a querer estar, pero hay que saber cuándo se tiene que estar y cuándo no. La Selección está jugando muy bien, y bueno… uno tiene que tener la grandeza de reconocer que la Selección hoy no lo necesita. No digo que me retiro de la Selección, pero entiendo que hay otros grandes jugadores como el Kun (Agüero), Pipa (Higuaín), el Pocho (Lavezzi) y el mismo Messi, que están en un gran momento… No me da para meterle presión al técnico al decir que tengo que estar”.
Sin embargo, pese al gran presente de los delanteros argentinos –a quienes hay que sumarles a Rodrigo Palacio– el clamor popular por ver a Tevez en el Mundial sube a medida en que pasan los días. Tevez no cae bien en el plantel de la Selección y tampoco es de la preferencia de Alejandro Sabella, pero la presión aumenta. “Hay que estar borracho para no citar a Tevez”, había dicho alguna vez Diego Maradona, ante la negativa de Sergio Batista (entrenador en la Copa América 2011) de incluirlo en el equipo, pedido al que finalmente cedió.
En las últimas Eliminatorias, Tevez no fue convocado y manifestó: “No extrañé a la Selección. Mirándolo de afuera estuve más contento. Me gustó el equipo, pero yo por ahora no quiero estar, cuando me toque voy a estar, seguro. Estoy muy tranquilo y si mi toca volver, volveré”. Ambiguo.
Hoy, la movida mediática está en marcha, desde opiniones respetables y fogoneada anónimamente en las redes sociales bajo el #ApacheVolvé. “Imaginátelo saliendo a la cancha, con la mirada llena de hambre de gol. Imaginátelo cantando el himno o encarando a un defensor. Imaginátelo festejando un gol, bailando, y haciendo que todos los hinchas argentinos, en la cancha y en sus casas, se pongan de pie. Imaginátelo campeón. Imaginátelo en Brasil 2014”, dice la web que montaron.


SU CARRERA
Nació el 5 de febrero de 1984 en Buenos Aires, Argentina.

Posición: delantero.

Trayectoria: Boca Juniors (2001/04), Corinthians (2005/06), West Ham United (2006/07), Manchester United (2007/09), Manchester City (2009/13) y Juventus, desde 2013.

Selección Argentina: 64 partidos, 13 goles. Participó en dos mundiales: Alemania 2006 (1 gol) y Sudáfrica 2010 (2 goles). También en tres Copas América: Perú 2004, Venezuela 2007 y Argentina 2011.

Títulos: Torneo Apertura argentino 2003, Copa Libertadores 2003, Copa Intercontinental 2003 y Copa Sudamericana 2004 con Boca Juniors. Sudamericano Sub-20 Uruguay 2003, Preolímpico Sudamericano Sub-23 Chile 2004 y Juegos Olímpicos Atenas 2004 con la Selección Argentina. Premier League 2008 y 2009, Community Shield 2008, Champions League 2008, Mundial de Clubes 2008 y Football League Cup 2009 con Manchester United. FA Cup 2011, Premier League 2012 y Community Shield 2012 con Manchester City. Supercopa de Italia 2013 con Juventus.

En 2003, 2004 y 2005 fue designado Futbolista Sudamericano del Año por el diario El País.