sábado, 4 de julio de 2015

Copa America Chile 2015

La XLIV edición de la Copa América se disputa en Chile entre el 11 de junio al 4 de julio. Hay acción en 8 ciudades: Antofagasta, La Serena, Viña del Mar, Valparaíso, Santiago, Rancagua, Concepción y Temuco.
Participan doce equipos: los diez miembros de la Conmebol más los invitados México y Jamaica, que debutará en esta competencia.
El campeón participará en la Copa FIFA Confederaciones 2017, que tendrá lugar en Rusia.

GRUPO A

11/6 - Santiago: Chile 2-0 Ecuador
12/6 - Viña del Mar: México 0-0 Bolivia
15/6 - Valparaíso: Ecuador 2-3 Bolivia
15/6 - Santiago: Chile 3-3 México
19/6 - Rancagua: México 1-2 Ecuador
19/6 - Santiago: Chile 5-0 Bolivia
Posiciones: Chile 7 (+7), Bolivia 4 (-4), Ecuador 3 (-2), México 2 (-1).

GRUPO B

13/6 - Antofagasta: Uruguay 1-0 Jamaica
13/6 - La Serena: Argentina 2-2 Paraguay
16/6 - Antofagasta: Paraguay 1-0 Jamaica
16/6 - La Serena: Argentina 1-0 Uruguay
20/6 - La Serena: Uruguay 1-1 Paraguay
20/6 - Viña del Mar: Argentina 1-0 Jamaica
Posiciones: Argentina 7 (+2), Paraguay 5 (+1), Uruguay 4 (0), Jamaica 0 (-2).

GRUPO C

14/6 - Rancagua: Colombia 0-1 Venezuela
14/6 - Temuco: Brasil 2-1 Perú
17/6 - Santiago: Brasil 0-1 Colombia
18/6 - Valparaíso: Perú 1-0 Venezuela
21/6 - Temuco: Colombia 0-0 Perú
21/6 - Santiago: Brasil 2-0 Venezuela
Posiciones: Brasil 6 (+2), Perú 4 (0), Colombia 4 (0), Venezuela 3 (-2).

Los dos primeros de cada grupo y los dos mejores terceros se clasificarán a los cuartos de final de la competición.

CUARTOS DE FINAL
24/6 - Santiago: Chile 1-0 Uruguay
25/6 - Temuco: Bolivia 1-3 Perú
26/6 - Viña del Mar: Argentina 0-0 Colombia (5-4 en penales)
27/6 - Concepción: Brasil 1-1 Paraguay (4-3 en penales)

SEMIFINALES
29/6 - Santiago: Chile 2-1 Perú
30/6 - Concepción: Argentina 6-1 Paraguay

TERCER PUESTO
3/7 - Concepción: Perú 2-0 Paraguay

FINAL
4/7 - Santiago: Chile - Argentina


LAS SEDES
Santiago
Estadio Nacional Julio Martínez Prádanos
Capacidad actual: 48.665

Estadio Monumental David Arellano
Capacidad actual: 47.347

Antofagasta
Estadio Regional Calvo y Bascuñán
Capacidad actual: 21.178

La Serena
Estadio La Portada
Capacidad actual: 18.501

Viña del Mar
Estadio Sausalito
Capacidad actual: 23.423

Valparaíso
Estadio Elías Figueroa Brander - "Playa Ancha"
Capacidad actual: 22.814

Rancagua
Estadio El Teniente
Capacidad actual: 15.000

Concepción
Estadio Municipal Ester Roa Rebolledo
Capacidad actual: 30.421

Temuco
Estadio Bicentenario Germán Becker
Capacidad actual: 18.936

Cuatro de estos escenarios albergaron la última Copa América que organizó Chile en 1991: el Nacional de Santiago, el Municipal Ester Roa Rebolledo de Concepción, el Playa Ancha de Valparaíso y el Sausalito de Viña del Mar.

Repasa todas las mascotas de la Copa América, desde 1987.

viernes, 3 de julio de 2015

1973 - El gol más triste de Chile

Hace 40 años, la selección trasandina tuvo que enfrentar a la Unión Soviética en un reprechaje para Alemania '74. El golpe de Pinochet, las denuncias del Kremlin y un partido que nunca se jugó.

Artículo publicado en la revista Fox Sports, en octubre de 2008.
Por PABLO ARO GERALDES

El camino al primer Mundial de Alemania, el de 1974, estuvo lleno de imprevistos para la selección chilena: el grupo eliminatorio que integraba con Perú y Venezuela quedó reducido a un simple partido y revancha tras la deserción de los venezolanos. Un 2-0 abajo en Lima y el resultado inverso en Santiago obligaron a un tercer partido de desempate, en Montevideo. En el estadio Centenario el triunfo fue 2-1 para Chile, pero los pasajes para la Copa del Mundo no estaban listos aún, faltaba una escala poco conocida. El fixture preveía una instancia más para el ganador del grupo 3 sudamericano: debía enfrentar en un último repechaje al vencedor de la zona 9 europea.Con los papeles en la mano, la amenaza tenía los colores de Francia, pero un empate inesperado de los galos ante la República de Irlanda en París dejó al equipo dirigido por Georges Boulogne en la obligación de vencer a la Unión Soviética en Moscú, pero el conjunto de la sigla CCCP en el pecho pegó fuerte y con el 2-0 hizo sonar el despertador en medio del sueño mundialista trasandino. La cita de los chilenos se programaba entonces para el 26 de septiembre de 1973, pero no en París, como imaginaban, sino en el Estadio Lenin de Moscú. Un país amigo. Con la mente puesta en el repechaje con los soviéticos, planearon una gira de preparación por Guatemala, El Salvador y México, que luego de varias escalas los llevaría a tierras rusas. La mano venía bien. Antes de partir golearon 5-0 a un combinado de Porto Alegre. La despedida se fijó para el 11 de septiembre a las 10 de la mañana, pero…
Chile vivía uno de los momentos más oscuros de su historia. El 11 de septiembre de aquel año la furia asesina de un general llamado Augusto Pinochet pisoteaba el mandato democrático del presidente Salvador Allende e imponía una de las dictaduras más crueles y sangrientas de la historia. Esa mañana, mientras el Palacio de la Moneda (sede del gobierno de Chile) ardía bajo los bombardeos y Allende moría intentando defender la voluntad popular, la selección chilena debía presentarse en el campo de entrenamiento de Juan Pinto Durán para ultimar detalles con vistas a la visita a Moscú. Esa práctica jamás llegó a realizarse. El lateral izquierdo Eduardo Herrera jugaba en Wanderers de Valparaíso y durante sus días en Santiago se hospedaba en el Hotel Carrera, a 100 metros del escenario del golpe de Estado. Él tiene fresca la memoria de esa mañana con olor a pólvora: “Al llegar al campo de entrenamiento el técnico Luis Álamos nos ordenó que volviéramos a casa. Pero yo tenía que llegar hasta el hotel y en el trayecto me detuvieron los militares una decena de veces: Me salvé de ser detenido porque tenía el bolso con la inscripción ‘Selección Chilena de Fútbol’”.
El fútbol del mundo siguió rodando normalmente en medio de dictadores y tiranos, de reyes despóticos y megalómanos con aires mesiánicos, incluso llegó a presenciar un Mundial en plena dictadura argentina, pero en aquel 1973 la Guerra Fría disparó un misil que dio de lleno en la pelota.
Durante el gobierno socialista de Allende, Chile mantuvo estrechas relaciones con el Kremlin y todo el bloque soviético. Con la irrupción de Pinochet y su dictadura apoyada desde los Estados Unidos hubo cambios: once días después del golpe, la Unión Soviética rompió relaciones diplomáticas con Chile, le ordenó a su personal diplomático que regresara al país y decretó el cierre de la embajada chilena en Moscú.
Víctor Jara y Pablo Neruda
Al márgen de la cordillera todo era dolor y desconcierto. Tres días después del golpe era asesinado el cantautor Víctor Jara, una de las voces representativas de los trabajadores chilenos. Más lágrimas siguieron cayendo cuando el 23 de septiembre el poeta Pablo Neruda se murió rodeado de otras muertes y desapariciones, víctima de un cáncer que no le dio tregua. Y lo enterraron en soledad, sin sus amigos ni sus camaradas del Partido Comunista, todos perseguidos, en una tumba del cementerio General de Santiago, lejos de su amada playa de Isla Negra y su Premio Nobel de literatura.
El fútbol era lo de menos por entonces, pero la Selección Chilena conducida por Álamos debía viajar hacia Moscú para cumplir su compromiso eliminatorio en medio de un clima sumamente hostil. Jugadores como Carlos Caszely y Leonardo Véliz, puntales del equipo y muy identificados con el gobierno socialista, temían por la suerte de sus familiares mientras ellos estuvieran de viaje.
El encuentro corría riesgo de no jugarse porque la dictadura decretó que no se podía abandonar el país. La Federación de Fútbol de Chile debía acatar la medida, pero el médico de la Selección, Dr. Jacobo Helo, resultó ser una influencia decisiva para que los chilenos pudiesen jugar en terreno moscovita: era medico personal del general Gustavo Leigh, Jefe de la Fuerza Aérea, y convenció al alto mando militar de que la participación del equipo favorecería la imagen internacional del gobierno militar. Finalmente, la Junta permitió el viaje, vía Buenos Aires. El largo sufrimiento comenzaba para muchos de los jugadores, amenazados. Les advirtieron sin eufemismos: “Si hablan, sus familias sufrirán las consecuencias”. El vuelo hizo escalas en Sao Paulo, Río de Janeiro y Panamá hasta que finalmente llegó a México. Una victoria 2-1 ante los aztecas sirvió como un relax para afrontar el siguiente tramo hacia Suiza (triunfo sobre el Xamax Neuchatel) y finalmente poner rumbo a Moscú.
El clima era terriblemente hostil. Antes de subir al último avión, los jugadores chilenos sintieron el miedo en carne propia cuando les advirtieron que si ingresaban a la URSS serían tomados como rehenes para cambiarlos por presos políticos de Chile.
Ya en Rusia, todo se agravó en la víspera del match, cuando el gobierno de los Estados Unidos reconoció oficialmente a la Junta Militar chilena. Para los rusos, el enemigo estaba de visita y buscaron hacerlo notar. Apenas llegados al aeropuerto Sheremetyevo, Caszely y Figueroa fueron retenidos algunas horas “por diferencias en las fotos de sus pasaportes”. Eran sólo jugadores de fútbol, pero para los soviéticos eran los representantes del país que derrocó al gobierno socialista.

Y así fue que el 26 de septiembre, a sólo dos semanas del golpe en Chile, el Estadio Lenin presenció un pálido cero a cero en medio de un frío inusual para el otoño que recién comenzaba: 5 grados bajo cero. Las actuaciónes notables de los centrales Elías Figueroa y Alberto Quintano hicieron posible el empate sin goles, pero hubo algo más que la gran tarea defensiva: Hugo Gasc, el único periodista chileno que estuvo en Rusia, contó alguna vez: "Por suerte el árbitro era un anticomunista rabioso. Junto a Francisco Fluxá, el presidente de la delegación, lo habíamos convencido de que no nos podía dejar perder en Moscú, y la verdad es que su arbitraje nos ayudó bastante". Igualmente, las actuaciones defensivas hicieron posible la igualdad y le pintaron a los chilenos un alentador panorama para la revancha en Santiago, pactada para el 21 de noviembre, en el Estadio Nacional de Santiago. Pero...

Otra vez “pero”. En el barrio de Ñuñoa, el Estadio Nacional se había convertido en algo más que el escenario de encuentros deportivos. Aunque la mayoría de los chilenos lo ignoraba (por censura de algunos medios y complicidad de otros) en las tribunas blancas, los militares habían montado un insospechado campo de concentración. El testimonio de Felipe Agüero, quien fuera prisionero allí, hiela la sangre: "Las salas de tortura bajo la marquesina, las lúgubres formaciones de prisioneros regresando del velódromo, los túneles malolientes camino a las sesiones de electricidad, los ancianos tropezando a golpes de culata por las graderías, todo aquí aludía al Infierno del Dante. El descenso a cavidades cada vez más profundas de horror y maldad, que nunca tocaba fondo. Aquí Chile conectó por primera vez con su propio infierno".
Gregorio Mena Barrales era Gobernador de la localidad de Puente Alto –vecina a Santiago– por el partido socialista cuando fue detenido y trasladado al Estadio. Años después él relató: “Todos los días dejaban libres a veinte, cincuenta personas... Los llamaban por los altavoces. Los encuestaban. Les obligaban a firmar un documento declarando ‘no haber recibido malos tratos en el Estadio’ (aunque algunos aún lucieran muestras de las torturas y los golpes). Todos firmaban, era el precio que había que pagar. Muchos volvieron a caer (nadie es libre en una dictadura y menos en una como la chilena). La mayoría de ellos se incorporaba a la lucha clandestina. Todos esperábamos oír nuestro nombre alguna vez en las ‘Listas de Libertad’, era lógico y legítimo. No éramos culpables de otra cosa que la de ser defensores de legitimidad constitucional. Sin embargo cerca de mil quinientos nunca fuimos llamados.
Con el correr de los días las graderías se fueron despoblando: muchos libres, otros asesinados en las noches y un par de suicidas...".


Y el partido no empezaba...
En medio del tormento, los militares cuidaban con tanta dedicación a sus prisioneros como al campo de juego. “El match de fútbol con la Unión Soviética debía realizarse allí, por ello cuidaban el césped con más cariño que el que le daban a una ametralladora”, destacó Mena Barrales, mientras recordaba que esa comisión de la FIFA y de la Federación de Fútbol de Chile “visitó el campo, se paseó por la cancha, miró con ojos lejanos a los presos y se fue dejando un dictamen: ‘En el estadio se podía jugar’”.
Conscientes del uso que le daban los militares al Estadio Nacional, en un momento las autoridades del fútbol chileno le propusieron al gobierno de Pinochet jugar la revancha en el Sausalito, de Viña del Mar, pero la Junta insistió con que debía jugarse en el Nacional, para mostrarle al mundo una cara pacífica de Chile. Francisco Fluxá era presidente de la Asociación Central de Fútbol (ACF) desde febrero de 1973 y le contó en los años noventa al diario La Tercera que “entonces, los militares nos dijeron que no teníamos que decir que el Estadio Nacional era un ‘centro de tránsito, donde se identificaba a la gente que no tenía documentos’. Y para evitar problemas, propusimos el Sausalito como alternativa. Me comuniqué con el general Leigh y me explicó que ‘por órdenes de arriba no se puede en Sausalito: se juega en el Nacional o no se juega’”.
Sí, esta comitiva (integrada por el vicepresidente Abilio D’Almeida, brasileño, y el secretario general Helmuth Kaeser, suizo) visitó Chile el 24 de octubre y se quedó 48 horas en Santiago. Los militares limpiaron con esmero todo rastro de sangre, todo vestigio de tortura, aunque es muy probable que, amparados por su impunidad, hayan dejado algunos detenidos a la vista, sabiendo que la FIFA no sospecharía de esas personas.
Los inspectores visitaron el estadio en el que permanecían aún unos 7 mil detenidos. Finalmente, estos emisarios ofrecieron una conferencia de prensa con el ministro de defensa, almirante Patricio Carvajal, a quien le obsequiaron un traba-corbata y un prendedor de oro con el logo de FIFA: “El informe que elevaremos a nuestras autoridades será el reflejo de lo que vimos: tranquilidad total”. El emisario brasileño se permitió aconsejar a los usurpadores del poder: “No se inquieten por la campaña periodística internacional contra Chile. A Brasil le sucedió lo mismo, pronto va a pasar”.
La FIFA había dado el OK. Pero claro, les habían ocultado el horror. “Después supimos que mientras estaba la gente de la FIFA en el estadio, varias decenas de detenidos fueron encerrados en pequeños camarines, con el fin de ocultarlos. Pero lo importante para nosotros era que el Nacional pasara la revisión”, decía casi treinta años después el ex dirigente Fluxá, quien como única autocrítica aceptó que en el afán de ir al mundial se cometieron actos “éticamente cuestionables”. “Ahora pienso que no fue ético negar que en el Estadio Nacional había detenidos, pero en ese momento lo único que pensábamos era en llegar al Mundial de Alemania”, concluyó.
Sí, a pesar de todo el dolor, y de los reclamos soviéticos ante la FIFA (inclusive Bulgaria, Polonia y la Alemania Oriental amenazaron con boicotear el Mundial, cosa que finalmente no hicieron), Ñuñoa esperaba el repechaje para la Copa del Mundo Alemania 74. Pero...
Los soviéticos se negaron a viajar a Santiago, en un manifiesto repudio al régimen de Pinochet. Uno de los integrantes de aquel equipo soviético era el ucraniano Oleg Blokhin, quien no tiene buenos recuerdos de aquella eliminatoria: “Estuve presente en el 0-0 jugado en Moscú. Pero hablamos con el plantel y decidimos no jugar la revancha. No quisimos hacerlo porque estaba Pinochet en el gobierno. Para nosotros era peligroso viajar a Chile y le llevamos nuestra preocupación a la federación de fútbol. Al final se decidió abandonar la eliminatoria”. El Kremlin apoyó la decisión. Blokhin fue hasta 2006 diputado por el partido socialdemócrata de Ucrania a la vez que dirigió a la Selección nacional en Alemania 2006. Hoy es el técnico del Dínamo de Kiev.
La Federación de Fútbol de la Unión Soviética divulgó un comunicado para explicarle al mundo que no disputarían un match allí donde miles de supuestos opositores al régimen de Pinochet habían sido torturados y asesinados: “por consideraciones morales los deportistas soviéticos no pueden en este momento jugar en el estadio de Santiago, salpicado con la sangre de los patriotas chilenos (...) La Unión Soviética hace una resuelta protesta y declara que en las actuales condiciones, cuando la FIFA, obrando contra los dictados del sentido común, permite que los reaccionarios chilenos le lleven de la mano, tiene que negarse a participar en el partido de eliminación en suelo chileno y responsabiliza por el hecho a la administración de la FIFA”, explicaba la nota difundida a través de la agencia UPI.
Ante esta negativa, un integrante del Comité Ejecutivo de la FIFA se animó a vociferar: “Si Granatkin (presidente de la federación soviética) dice que el Estadio Nacional está ocupado con detenidos, yo saco una carta en la cual el Gobierno de Chile asegura que varios días antes del 21 de noviembre ese escenario estará a disposición del fútbol”. No les importaba nada, ni la sangre, ni la tortura, ni la muerte. La farsa debía continuar.
La noticia de la suspensión del partido llegó a la selección chilena en la medianoche previa al encuentro. El delantero Carlos Caszely hoy lo recuerda: “Esperábamos en la concentración de Juan Pinto Durán cuando nos comunicaron que los soviéticos no vendrían. Todo aquello, para quienes estábamos comprometidos con la libertad era de una tristeza terrible. Los familiares de los desaparecidos se me acercaban y me pedían: ‘Chino, tu que estarás en el estadio, por favor, averíguate si está mi hijo, o mi compañero de la universidad”.
El delantero Leonardo Véliz tiene memorias horribles de aquella tarde del 21 de noviembre. “Fue escalofriante. Creo que aún había rastros de lo que había acontecido en los vestuarios y fue algo muy difícil de asumir”, recordó 30 años más tarde.
Desde fines de octubre ya no quedaban detenidos bajo los graderíos del estadio. A la hora señalada, Chile y el árbitro local Rafael Hormazábal salieron al campo de juego. Era puro formalismo, para obtener el paso al mundial por descalificación de los soviéticos. La parodia se completó con una banda de Carabineros tocando el himno chileno mientras se izaba la bandera nacional.
Los jugadores de rojo –qué paradoja– sacaron del medio y trotaron torpemente pasándose la pelota ante un arco vacío. Hasta que Francisco Valdés, el Chamaco, llegó a la línea y esperó a que los fotógrafos enfocasen bien para empujarla de derecha. Tremenda payasada tenía un objetivo: Chile estaría en el Mundial Alemania ’74. Para otros, se trataba de una victoria del régimen pinochetista sobre el comunismo soviético.
Después, para entretener a las 18.000 personas que habían comprado su ticket, se improvisó un amistoso ante Santos de Brasil, que estaba en Chile. En vez de festejar la clasificación a la Copa del Mundo, se volvieron a casa con la amargura de un 0-5 humillante.
Entre el público que había ido a ver Chile-Unión Soviética estaba Mena Barrales, que volvía al estadio, ahora sin cadenas ni mordazas. “Fuimos los espectadores más ‘fanáticos’. Esperamos sentados, a la fuerza, un partido que nunca se efectuó
Igual, Chile tuvo que esperar hasta el 5 de enero de 1974. Ese día la FIFA aprobó su participación en la Copa.

La Selección Chilena participó en el Mundial de Alemania y se despidió sin ganar ningún partido. Tampoco consiguió victorias en sus dos participaciones siguientes, España ’82 y Francia ’98.
En enero de 1998, en su hogar adoptivo de Austria, Mena Barrales esperaba la Copa del Mundo de Francia. Imaginaba viajar a Saint-Etienne para ver Chile-Austria, sus tierras queridas. Pero la muerte, la misma que esquivó bajo las gradas del Estadio Nacional, esta vez se acordó de él. Ya no existían la Unión Soviética ni la Guerra Fría.
La dictadura de Augusto Pinochet se prolongó hasta el 11 de marzo de 1990.

martes, 30 de junio de 2015

Unofficial Football World Championships (UFWC)

¿Quién es es actual campeón del mundo? ¿Alemania? ¿Estás seguro? Sí, es el poseedor de la Copa FIFA, pero también existe otra "manera" de ser el máximo equipo del planeta. ¿Cuál?

El Campeonato Mundial de Fútbol No Oficial o en inglés Unofficial Football World Championships (UFWC) como es más conocido, es una forma informal de calcular al mejor equipo de fútbol del mundo, utilizando el sistema de equipo que no pierde, retiene el título.

La UFWC no tiene relación con FIFA ni con ningún otro organismo de fútbol. La idea del campeonato surgió en 2003, cuando el periodista británico Paul Brown definió las reglas del UFWC en un artículo en la revista FourFourTwo.

Durante 2011, Brown editó un libro sobre el tema y este mismo periodista es quien a su vez creó y mantiene el sitio web del campeonato donde informa del actual campeón, las novedades del torneo, partidos, rankings y se resuelven las dudas que surjan en el foro. Inicialmente, al haber derrotado Escocia en 1967 al vigente Campeón mundial de la FIFA de ese entonces, Inglaterra, en la Copa británica de las naciones, algunos fans escoceses se auto-proclamaron Campeones Mundiales no oficiales, habiendo sido esa la primera derrota del equipo inglés después del verdadero título mundial logrado de local un año antes. El actual campeón es Argentina que obtuvo el título contra Colombia, en el Copa América 2015.
Para estar siempre al día de este título que no espera cuatro años para cambiar de manos, conviene seguir la cuenta de twitterde la UFWC: @UFWC_Football
Argentina pondrá en juego su título frente a Chile
ARDUA INVESTIGACIÓN
El primer partido de fútbol entre selecciones, el 30 de noviembre de 1872, fue la base para el torneo pero como Escocia e Inglaterra empataron 0-0, se tomó el segundo, jugado cuatro meses después en Londres: ganó Inglaterra 4-2.

El trofeo se llama Charles William Alcock, en honor al futbolista, árbitro y también secretario de la FA. En funciones de este último rol, en 1872, logró que una selección de Inglaterra viajara a Glasgow, Escocia, para jugar el primer partido internacional de la historia. Estaba lesionado y no pudo jugar, pero actuó como referee.

Cada campeón recibe el trofeo de forma virtual.

Austria fue el primer campeón fuera de las Islas Británicas, en 1931. Luego Italia se convirtió en el primer equipo en ser campeón UFWC y del mundo propiamente dicho simultáneamente.

En 1950 en el Mundial de Brasil, se disputó el primer partido UFWC durante esta competencia. Allí Estados Unidos se coronó primer campeón no europeo.

En la final de la Copa del Mundo 1958 también se disputaron el título Brasil y Suecia, fue la primera vez (de 7) que ocurriría en finales.

En 1992, Australia se convirtió en el primer campeón oceánico. En 1995 Corea del Sur llevó el trofeo por primera vez a Asia, y en 2004 Nigeria lo logró para África.

Todos los miembros de la Conmebol ganaron títulos, mientras que el único campeón proveniente de la Oceania Football Confederation que es Australia, ya no forma parte de esta entidad y se afilió a la AFC.

También existe un Ranking UFWC que se actualiza periódicamente. Al día de hoy lo lideran: 1. Escocia - 2. Inglaterra - 3. Argentina - 4. Holanda - 5. Rusia - 6. Brasil - 7- Alemania - 8. Suecia - 9. Italia - 10. Francia.

Una forma de contribuir a esta estudiaste y laboriosa iniciativa, es adquirir las camisetas de la UFWC. Pincha la imagen para acceder a la tienda virtual:

lunes, 29 de junio de 2015

Historial de la Copa America

Estos son los 43 campeones sudamericanos desde 1916. Junto al año de la edición se consigna el país anfitrión. También se menciona, tras el campeón, al vicecampeón y al tercero:

1916 - Argentina (*)
Uruguay / Argentina / Brasil

1917 - Uruguay
Uruguay / Argentina / Brasil

1919 - Brasil
Brasil / Uruguay / Argentina

1920 - Chile
Uruguay / Argentina / Brasil

1921 - Argentina
Argentina / Brasil / Uruguay

1922 - Brasil
Brasil / Paraguay / Uruguay

1923 - Uruguay
Uruguay / Argentina / Paraguay

1924 - Uruguay
Uruguay / Argentina / Paraguay

1925 - Argentina
Argentina / Brasil / Paraguay

1926 - Chile
Uruguay / Argentina / Chile

1927 - Perú
Argentina / Uruguay / Perú

1929 - Argentina
Argentina / Paraguay / Uruguay

1935 - Perú (**)
Uruguay / Argentina / Perú

1937 - Argentina
Argentina / Brasil / Paraguay

1939 - Perú
Perú / Uruguay / Paraguay

1941 - Chile
Argentina / Uruguay / Chile

1942 - Uruguay
Uruguay / Argentina / Brasil

1945 - Chile (**)
Argentina / Brasil / Chile

1946 - Argentina (**)
Argentina / Brasil / Paraguay

1947 - Ecuador
Argentina / Paraguay / Uruguay

1949 - Brasil
Brasil / Paraguay / Perú

1953 - Perú
Paraguay / Brasil / Uruguay

1955 - Chile
Argentina / Chile / Perú

1956 - Uruguay (**)
Uruguay / Chile / Argentina

1957 - Perú
Argentina / Brasil / Uruguay

1959 - Argentina
Argentina / Brasil / Paraguay

1959 - Ecuador (**)
Uruguay / Argentina / Brasil

1963 - Bolivia
Bolivia / Paraguay / Argentina

1967 - Uruguay
Uruguay / Argentina / Chile

1975 (***)
Perú / Colombia / Brasil

1979 (***)
Paraguay / Chile / Brasil

1983 (***)
Uruguay / Brasil / Paraguay

1987 - Argentina
Uruguay / Chile / Colombia

1989 - Brasil
Brasil / Uruguay / Argentina

1991 - Chile
Argentina / Brasil / Chile

1993 - Ecuador
Argentina / México / Colombia

1995 - Uruguay
Uruguay / Brasil / Colombia

1997 - Bolivia
Brasil / Bolivia / México

1999 - Paraguay
Brasil / Uruguay / México

2001 - Colombia
Colombia / México / Honduras

2004 - Perú
Brasil / Argentina / Uruguay

2007 - Venezuela
Brasil / Argentina / México

2011 - Argentina
Uruguay / Paraguay / Perú

2015 - Chile
??? / ??? / Perú
Total de títulos: Uruguay 15, Argentina 14, Brasil 8, Paraguay 2, Perú 2, Bolivia 1, Colombia.

(*) Todavía no se había instituido la Copa América como trofeo.
(**) No estuvo en juego la Copa América
(***) Sin sede fija. Se disputaban partidos de local y visitante.

GOLEADORES DE CADA COPA AMÉRICA
1916 - Isabelino Gradín (URU) -3
1917 - Ángel Romano (URU) - 4
1919 - Manoel Neco (BRA) y Arthur Friedenreich (BRA) - 4
1920 - Ángel Romano (URU) y José Pérez (URU) - 3
1921 - Julio Libonatti (ARG) - 3
1922 - Juan Francia (ARG) - 4
1923 - Pedro Petrone (URU) y Valdino Aguirre (ARG) - 3
1924 - Pedro Petrone (URU) - 4
1925 - Manuel Seoane (ARG) - 6
1926 - David Arellano (CHI) - 7
1927 - Roberto Figueroa (URU) - 4
1929 - Aurelio González (PAR) - 5
1935 - Herminio Masantonio (ARG) - 4
1937 - Raúl Toro (CHI) - 7
1939 - Teodoro Fernández (PER) - 7
1941 - Juan Marvezzi (ARG) - 5
1942 - Herminio Masantonio (ARG) y José Manuel Moreno (ARG) - 7
1945 - Norberto Méndez (ARG) y Heleno de Freitas (BRA) - 6
1946 - José María Medina (URU) - 7
1947 - Nicolás Falero (URU) - 7
1949 - Jair Rosa Pinto (BRA) - 9
1953 - Francisco Molina (CHI) - 8
1955 - Rodolfo Micheli (ARG) - 8
1956 - Enrique Hormazábal (CHI) - 5
1957 - Humberto Maschio (ARG) y Javier Ambrois (URU) - 9
1959 - Pelé (BRA) - 8
1959 - José Francisco Sanfilippo (ARG) - 5
1963 - Carlos Raffo (ECU) - 6
1967 - Luis Artime (ARG) - 5
1975 - Leopoldo Luque (ARG) Y Ernesto Díaz (COL) - 4
1979 - Jorge Peredo (CHI) y Eugenio Morel (PAR) - 4
1983 - Carlos Aguilera (URU), Jorge Burruchaga (ARG), Eduardo Malásquez (PER) y Roberto Dinamite (BRA) - 3
1987 - Arnoldo Iguarán (COL) - 4
1989 - Bebeto (BRA) - 6
1991 - Gabriel Batistuta (ARG) - 6
1993 - José Luis Dolgetta (VEN) - 4
1995 - Gabriel Batistuta (ARG) y Luis García (MEX) - 4
1997 - Luis Hernández (MEX) - 6
1999 - Rivaldo (BRA) y Ronaldo (BRA) - 5
2001 - Víctor Hugo Aristizábal (COL) - 6
2004 - Adriano (BRA) - 7
2007 - Robinho (BRA) - 6
2011 - Paolo Guerrero (PER) - 5
2015 - ???

sábado, 27 de junio de 2015

Todas las mascotas de la Copa América

La Copa América 1987 se sumó a la costumbre que comenzó en el Mundial 1966, la de presentar una mascota en cada campeonato. La tradición no se interrumpió desde entonces. Con la aparición de la mascota de la Copa América Chile 2015, repasamos esta historia que ahora se escribe (o dibuja, mejor dicho) cada cuatro años y se transforma en una expresión cultural de cada país anfitrión.

Chile 2015 - Zincha
Se trata de un zorro culpeo, elegido porque está a lo largo de la cordillera de Los Andes, donde se lo puede encontrar en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y una parte de Argentina. Es decir en seis de los países que jugarán el torneo.


Argentina 2011 - Suri
Al igual que para el Mundial Sub 20 de 2001, los argentinos escogieron a un ñandú para acompañar al torneo. Es también conocido como ñandú de Darwin (Pterocnemia pennata), ñandú del norte, choique, ñandú petiso, ñandú cordillerano o suri, de donde proviene el nombre de la mascota. Es un ave no voladora que habita los matorrales abiertos en la estepa patagónica y la meseta andina, sobre los 3.500 metros de altitud. Para esta ocasión se puso la histórica camiseta celeste y blanca.


Venezuela 2007 - Guaki
Se trata de una guacamaya bandera, ave emblemática del trópico que está en peligro de extinción y debe su nombre a sus alas, cuyo plumaje muestra el amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana. Fue diseñada por Jhoyling Zabaleta, una chica de 15 años que ganó un concurso en el que participaron casi cinco millones de estudiantes de todo el país.


Perú 2004 - Chasqui
Los chasquis eran los mensajeros del Imperio Inca, muchachos fuertes, atléticos, preparados para recorrer el Tawantinsuyu transportando mensajes y alimentos hasta el Cusco. La correa roja de su morral forma, sobre su vestimenta blanca, la camiseta de la Selección Peruana. En Lima decían con sarcasmo que en realidad era una caricatura del entonces presidente Alejandro Toledo.


Colombia 2001 - Ameriko
Extraña mélange de Astroboy, Pokémon y Teletubbie, este muñeco no tiene ninguna referencia nacional salvo los colores. Según sus creadores, es un extraterrestre del planeta Ko, que llegó a Colombia para disfrutar de la Copa América. Su presencia era habitual en los meses previos al certamen, pero fue tan repudiado que, misteriosamente, desapareció una vez que comenzó el torneo.


Paraguay 1999 - Taguá
Con rasgos algo toscos, se trata de un taguá, un mamífero también llamado pecarí del Chaco, jabalí, solitario, orejudo o Catagonus wagneri, tal su nombre científico, que es endémico en el Gran Chaco de Paraguay, Bolivia y del norte de Argentina. Para resaltar su origen guaraní, viste los colores de la bandera y toma el refrescante tereré, bebida mezcla de agua fría con yerba mate.


Bolivia 1997 - Tatú
Los bolivianos también recibieron a sus hermanos con su fauna autóctona: un tatú carreta que vestía bajo su caparazón el uniforme verde del seleccionado altiplánico. Según los países lo llaman armadillo, quirquincho, peludo, mulita, cachicamo, etc., son mamíferos y se extienden por Sur y Centroamérica. Pertenece a la familia de los Dasypodidae.


Uruguay 1995 - Torito
Tierra ganadera, el Uruguay dejó de lado al indiecito charrúa con el mate bajo el brazo que había dibujado para el Mundialito de 1980 y apostó a la masculina y fornida figura del toro. Simple, sin vueltas, como su nombre, Torito se puso la Celeste y terminó dando la vuelta olímpica en el Centenario. Un detalle: las pezuñas-botines son de una originalidad espectacular.


Ecuador 1993 - Choclito
¿Un choclo que juega a la pelota? Sí, en la imaginación mascoteril (?) todo es posible. Maíz, mazorca, milho, panocha, elote y tantas otras denominaciones recibe que es fácil intuir que ya estaba extendido por toda la América prehispánica. Eso sí, aun con decenas de variedades, éste con la bandera tricolor ecuatoriana es toda una novedad.


Chile 1991 - Guaso
Una rara mezcla de trazo moderno, garabateado a mano alzada, con tradición rural trasandina: el "huaso" que anda a caballo en la zona centro y sur de Chile. Hábiles jinetes en el rodeo chileno, son los equivalente al gaucho argentino. En este difuso diseño no se llega a precisar si juega al fútbol o baila la cueca.


Brasil 1989 - Tico
Un sabiá (Turdus rufiventris), típico pajarito paulista, fue adoptado por todo Brasil para la Copa América que terminaron ganando en el Maracaná. Tico desparramaba simpatía pero todos se preguntaban por qué no lo vistieron con la tradicional camiseta verdeamarela...


Argentina 1987 - Gardelito
La figura aniñada de Carlos Gardel, ícono del tango y símbolo mítico de la argentinidad, fue la que le dio la bienvenida a la nueva era de la Copa América. En 1987 se volvió a una sede única y comenzó la rotación que llevaría el torneo a los diez países miembro de la Conmebol.


sábado, 20 de junio de 2015

Mundial Sub-20 Nueva Zelanda 2015

Con un gol agónico de Nemanja Maksimovic (118'), Serbia ganó su primer título mundial Sub-20 como país independiente Auckland al derrotar 2-1 a Brasil en el alargue, tras 1-1 en el tiempo reglamentario de la final de la XX Copa Mundial Sub-20 Nueva Zelanda 2015.
Esta fue la tercera competición FIFA que se disputó en el país, que anteriormente organizó la Copa Mundial Sub-17 de 1999 y la Copa Mundial Femenina Sub-17 de 2008. .
Participaron 24 selecciones en siete ciudades: Auckland, Christchurch, Dunedin, Hamilton, New Plymouth, Wellington y Whangarei.
Todos los resultados:

GRUPO A
Nueva Zelanda - Ucrania - Estados Unidos - Myanmar
30/5 - Auckland: Nueva Zelanda 0-0 Ucrania
30/5 - Whangarei: Estados Unidos 2-1 Myanmar
2/6 - Whangarei: Myanmar 0-6 Ucrania
2/6 - Auckland: Nueva Zelanda 0-4 Estados Unidos
5/6 - Wellington: Nueva Zelanda 5-1 Myanmar
5/6 - Auckland: Ucrania 3-0 Estados Unidos
Posiciones: Ucrania 7 (+9), Estados Unidos 6 (+2), Nueva Zelanda 4 (0), Myanmar 0 (-7).

GRUPO B
Argentina - Panamá - Ghana - Austria
30/5 - Wellington: Argentina 2-2 Panamá
30/5 - Wellington: Ghana 1-1 Austria
2/6 - Wellington: Panamá 1-2 Austria
2/6 - Wellington: Argentina 2-3 Ghana
5/6 - Wellington: Austria 0-0 Argentina
5/6 - Auckland: Panamá 0-1 Ghana
Posiciones: Ghana 7 (+2), Austria 5 (+1), Argentina 2 (-1), Panamá 1 (-2).

GRUPO C
Qatar - Colombia - Senegal - Portugal
31/5 - Hamilton: Qatar 0-1 Colombia
31/5 - Hamilton: Senegal 0-3 Portugal
3/6 - Hamilton: Qatar 0-4 Portugal
3/6 - Hamilton: Colombia 1-1 Senegal
6/6 - Hamilton: Portugal 3-1 Colombia
6/6 - Dunedin: Senegal 2-1 Qatar
Posiciones: Portugal 9 (+9), Colombia 4 (-1), Senegal 4 (-2), Qatar 0 (-6).

GRUPO D
México - Malí - Uruguay - Serbia
31/5 - Dunedin: México 0-2 Malí
31/5 - Dunedin: Uruguay 1-0 Serbia
3/6 - Dunedin: México 2-1 Uruguay
3/6 - Dunedin: Malí 0-2 Serbia
6/6 - Dunedin: Serbia 2-0 México
6/6 - Hamilton: Malí 1-1 Uruguay
Posiciones: Serbia 6 (+3), Uruguay 4 (0), Malí 4 (0), México 3 (-3).

GRUPO E
Nigeria - Brasil - Corea del Norte - Hungría
1/6 - New Plymouth: Nigeria 2-4 Brasil
1/6 - New Plymouth: Corea del Norte 1-5 Hungría
4/6 - New Plymouth: Nigeria 4-0 Corea del Norte
4/6 - New Plymouth: Brasil 2-1 Hungría
7/6 - New Plymouth: Hungría 0-2 Nigeria
7/6 - Christchurch: Brasil 3-0 Corea del Norte
Posiciones: Brasil 9 (+6), Nigeria 6 (+4), Hungría 4 (+1), Corea del Norte 0 (-11).

GRUPO F
Alemania - Fiji - Uzbekistan - Honduras
1/6 - Christchurch: Alemania 8-1 Fiji
1/6 - Christchurch: Uzbekistán 3-4 Honduras
4/6 - Christchurch: Fiji 3-0 Honduras
4/6 - Christchurch: Alemania 3-0 Uzbekistán
7/6 - Christchurch: Honduras 1-5 Alemania
7/6 - Whangarei: Fiji 0-3 Uzbekistán
Posiciones: Alemania 9 (+14), Uzbekistán 3 (-1),  Honduras 3 (-6), Fiji 3 (-4), Fiji 3 (-7).


OCTAVOS DE FINAL
10/6 - Wellington: Ghana 0-3 Malí
10/6 - Dunedin: Serbia 2-1 Hungría
10/6 - Wellington: Estados Unidos 1-0 Colombia
10/6 - Auckland: Ucrania 1-1 Senegal (1-3 en penales)
11/6 - Whangarei: Austria 0-2 Uzbekistán
11/6 - Christchurch: Alemania 1-0 Nigeria
11/6 - Hamilton: Portugal 2-1 Nueva Zelanda
11/6 - New Plymouth: Brasil 0-0 Uruguay (5-4 en penales)


CUARTOS DE FINAL
14/6 - Hamilton: Brasil 0-0 Portugal (3-1 en penales)
14/6 - Wellington: Alemania 1-1 Malí (3-4 en penales)
14/6 - Christchurch: Senegal 1-0 Uzbekistán
14/6 - Auckland: Estados Unidos 0-0 Serbia (5-6 en penales)


SEMIFINALES
17/6 - Christchurch: Brasil 5-0 Senegal
17/6 - Auckland: Malí 1-2 Serbia


TERCER PUESTO
20/6 - Auckland: Senegal - Malí


FINAL
20/6 - Auckland: Brasil - Serbia

TODOS LOS CAMPEONES MUNDIALES SUB 19 / SUB 20

AÑO - SEDE - CAMPEÓN

1977 Túnez - Unión Soviética
1979 Japón - Argentina
1981 Australia - Alemania Federal
1983 México - Brasil
1985 Unión Soviética - Brasil
1987 Chile - Yugoslavia
1989 Arabia Saudita - Portugal
1991 Portugal - Portugal
1993 Australia - Brasil
1995 Qatar - Argentina
1997 Malasia - Argentina
1999 Nigeria - España
2001 Argentina - Argentina
2003 Emiratos Árabes Unidos - Brasil
2005 Holanda - Argentina
2007 Canadá - Argentina
2009 Egipto - Ghana
2011 Colombia - Brasil

2013 Turquía - Francia
2015 Nueva Zelanda


miércoles, 17 de junio de 2015

Copa América en Chile

Por séptima vez la Copa América se disputará en Chile. De 1920 a 1991, repaso por las ediciones que tuvieron lugar al oeste de la Cordillera.

Artículo publicado en ESPN Magazine, en junio de 2015
Por PABLO ARO GERALDES


Por séptima vez el fútbol del continente se da cita en Chile, aunque de aquel Campeonato Sudamericano de 1920 a esta Copa América 2015 la diferencia es notable. En estos 95 años el fútbol de todo el planeta ha evolucionado. El mundo ha evolucionado. De aquella cuarta edición del torneo con 4 participantes, esta 44ª tendrá a los diez seleccionados de la Conmebol más dos invitados de la Concacaf: México y Jamaica.

La cordillera de Los Andes y sus picos nevados en el invierno del hemisferio sur serán testigos de un torneo que tiene todos los ingredientes y condimentos para ser el mejor de la historia. Con un gran Uruguay que va a defender el título, Argentina subcampeona mundial, Colombia revelación, Brasil que busca olvidar la herida de la Copa 2014... Y Chile, con un equipo poderoso, ese plus invaluable de jugar en casa y deseo de levantar por primera vez esos nueve kilogramos de plata que dan vida al trofeo continental más antiguo del fútbol mundial.

Los chilenos fueron protagonistas del primer partido de la historia, cuando la cancha de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires fue el escenario de Uruguay-Chile, el choque inicial de los 1017 que se han disputado en estos 99 años de competencia. Sin embargo, nunca pudieron tocar la Copa.

De las seis ediciones jugadas en Chile, en dos no estuvo en juego el trofeo: eran los llamados Sudamericanos Extra. Por eso, el 4 de julio la Copa América se alzará al cielo chileno por quinta vez en su historia.
Este es un repaso a los torneos disputados en territorio chileno:

1920
La cuarta edición del torneo llegó a Chile, siguiendo la rotación de los cuatro miembros de la Confederación Sudamericana de Fútbol. La cita fue en Valparaíso, el puerto al que llegaron las selecciones de Argentina, Uruguay y Brasil. Pero los partidos se jugaron en el Valparaíso Sporting Club, cuya cancha está en Viña del Mar, comuna que forma parte del Gran Valparaíso.
Valparaíso Sporting Club

En esta ocasión Chile estrenó la camiseta roja que desde entonces es su distintivo. Eran épocas de fútbol amateur y caballerosidad sin especulaciones. Como muestra, el partido entre chilenos y argentinos fue arbitrado por João de María, que era zaguero de la selección de Brasil.

Uruguay conquistó su tercer título sudamericano y tuvo en Ángel Romano y José Pérez a los dos goleadores del certamen, con 3 goles cada uno.


1926
Cuando se cumplía una década del primer Sudamericano, el torneo volvió a Chile para su 10ª edición, esta vez con los Campos de Sport de Ñuñoa, en Santiago, como único escenario. A los cuatro miembros fundadores de la Confederación ya se le había sumado Paraguay y en este 1926 debutó Bolivia, aunque esta vez faltó Brasil.
Selección Chilena, con David Arellano (sentado)

Uruguay arrasó: ganó los cuatro partidos, con 17 goles a favor y solo 2 en contra. En sus filas ya aparecían hombres que cuatro años más tarde ganarían la primera Copa del Mundo. El chileno David Arellano fue el goleador, con 7 tantos. El gran capitán moriría al año siguiente en una gira de Colo-Colo: tenía apendicitis, quiso jugar igual y recibió un rodillazo en el abdomen que derivó en una peritonitis traumática fatal.


1941
Para conmemorar los 400 años de la fundación de la capital, a la que Pedro de Valdivia bautizó como Santiago de la Nueva Extremadura, se realizó en Chile un nuevo Campeonato Sudamericano, aunque no estuvo en juego la Copa América.
Desfile inaugural en el Estadio Nacional

En el predio de Ñuñoa se había levantado el majestuoso Estadio Nacional, donde se disputaron todos los partidos. Brasil y Bolivia no participaron, pero Perú y Ecuador (que habían debutado en 1927 y 1939 respectivamente) jugaron por primera vez el torneo en suelo chileno. Brillaron José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera y Antonio Sastre en Argentina, Obdulio Varela en Uruguay y el arquero Sergio Livingstone en Chile.

Argentina comenzó la década dorada de su fútbol: ganó los cuatro encuentros y sumó su sexto título. El goleador también fue albiceleste: Juan Marvezzi anotó 5 tantos.


1945
El planeta sufría el horror de la Segunda Guerra, pronta a su desenlace, y a falta de la Copa del Mundo la actividad futbolística tenía su foco en Sudamérica. Este 18º torneo se jugó íntegramente en Santiago y tampoco se puso en juego el trofeo.
Festejo argentino en Santiago

El campeonato tuvo dos novedades: la aparición del avión como medio de transporte de las delegaciones y el debut de Colombia, que prefirió viajar en barco. El poderío de Argentina y Brasil se reflejaba en sus líneas delanteras: Mario Boyé, Norberto Méndez, René Pontoni, Rinaldo Martino y Félix Loustau por un lado; Tesourinha, Zizinho, Heleno, Jair y Ademir del otro.

Argentina volvió a salir campeón, invicto. Y dos goleadores compartieron la cima de la tabla con 6 tantos: el argentino Tucho Méndez y el brasileño Heleno de Freitas.


1955
Por quinta vez Chile recibió al fútbol sudamericano y volvió a hacerlo con un estadio repleto. Faltó Brasil, pero el torneo tuvo figuras de renombre como los locales Jorge Robledo y Enrique Hormazábal, el argentino Ángel Labruna, el peruano Óscar Gómez Sánchez y el uruguayo Julio César Abbadie.
Último partido, el definitorio: Chile 0-1 Argentina

Argentina retornó luego de ocho años de aislamiento -mientras sus mejores futbolistas partían hacia El Dorado colombiano- y lo hizo a lo grande: volvió a salir campeón sin derrotas. En esta 23ª edición del certamen los albicelestes presentaron un hecho novedoso: alinearon a la delantera completa de Independiente: Rodolfo Micheli, Carlos Cecconato, Ricardo Bonelli, Ernesto Grillo y Osvaldo Cruz; aunque Labruna alternó con ellos. Micheli fue el máximo artillero, con 8 goles.


1991
Santiago, Valparaíso, Viña del Mar y Concepción fueron anfitrionas de los diez seleccionado sudamericanos y la Copa fue un éxito de público, que vibró con un juego de alto nivel.
Por cuarta vez Argentina celebró en Chile

En una muestra de la evolución del fútbol continental, Colombia venció a Brasil por primera vez en la historia del torneo. Uruguay concurrió con un plantel integrado exclusivamente por futbolistas del medio local, por un enfrentamiento entre el DT Luis Cubilla y el empresario Paco Casal, agente de los jugadores que estaban en Europa.

Alfio Basile condujo a Argentina a título número 13, conseguido después de 32 años de sequía. Y otra vez lo logró de manera invicta. En el campeón se destacaron Sergio Goycochea, Oscar Ruggeri, Diego Simeone, Leonardo Rodríguez Claudio Caniggia y Gabriel Batistuta, que con 6 tantos quedó como goleador.


En este 2015 se jugará por primera vez en Antofagasta, La Serena, Rancagua y Temuco. Además Santiago tendrá dos estadios (Nacional y Monumental), y volverá a haber acción en Viña del Mar, Concepción y Valparaíso.

*********

La historia de la Copa América en Chile está relacionada casi exclusivamente a Santiago, la capital, pero no es la única ciudad del país que albergó partidos de los Sudamericanos. Además de las seis ediciones organizadas por Chile, se cuentan también los partidos de 1975, 1979 y 1983, cuando no hubo sede fija y se jugó con partidos de ida y vuelta.

Aquí se disputaron los 96 partidos en suelo chileno:

Santiago: 78 (10 en el Sport de Ñuñoa y 68 en el Estadio Nacional)
Valparaíso: 8 (6 en el Valparaíso Sporting Club y 2 en Playa Ancha)
Viña del Mar: 8 (estadio Sausalito)
Concepción: 2 (estadio Municipal)

**********

Los estadios de Chile 2015

Santiago
Estadio Nacional “Julio Martínez Prádanos”
Capacidad actual: 50.000

Estadio Monumental “David Arellano”
Capacidad actual: 48.000

Antofagasta
Estadio Regional “Calvo y Bascuñán”
Capacidad actual: 28.000

La Serena
Estadio La Portada
Capacidad: 30.000

Viña del Mar
Estadio Sausalito
Capacidad: 28.000

Valparaíso
Estadio Elías Figueroa Brander - “Playa Ancha”
Capacidad actual: 22.000

Rancagua
Estadio El Teniente
Capacidad: 15.000

Concepción
Estadio Municipal “Ester Roa Rebolledo”
Capacidad: 42.000

Temuco
Estadio Bicentenario “Germán Becker”
Capacidad: 25.000